AFRICA/CONGO RD - Tras la visita de Ban Ki-Moon, “hay que pasar da las palabras a los hechos” pide la Red Paz para el Congo

miércoles, 9 marzo 2016 elecciones   onu  

Kinshasa (Agencia Fides) - El 25 de febrero, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, realizó una visita de 48 horas a la República Democrática del Congo. En la conferencia de prensa final, pidió a la clase política congoleña que favorezca un diálogo político inclusivo, para acordar un calendario electoral consensuado que permita organizar, de acuerdo con la Constitución, las próximas elecciones de forma transparente, creíble y pacífica (véase Fides 2/3/2016).
Pero al mismo tiempo, expresó su preocupación por las demoras en el proceso electoral, algo que aumenta la tensión que surge del temor de que el presidente Joseph Kabila pueda pretender presentarse para un tercer mandato, y por el aumento de las violaciones de los derechos humanos y la creciente restricción del espacio democrático. En particular, por el hecho de que los miembros de la oposición, los miembros de la sociedad civil, los defensores de derechos humanos y periodistas están en la mirilla del gobierno.
“Como se puede ver, por una parte, Ban Ki-Moon, se pone come 'abogado defensor' del diálogo político inclusivo convocado por el Presidente Kabila, pidiéndole personalmente que garantice su realización. Pero por otra parte, haciendo referencia a las violaciones de los derechos humanos y a la disminución del espacio democrático, él mismo parece reconocer que no existen las condiciones suficientes que puedan permitir el sentarse todos juntos en la misma mesa para discutir y tomar decisiones conjuntas que puedan construir un futuro”, dice una nota enviada a la Agencia Fides por la “Red Paz para el Congo”.
De hecho, más allá de las diferencias y los intereses de partido, lo que impide la puesta en marcha del diálogo y la preparación de las próximas elecciones, es el apego absoluto al poder por parte de quién ya lo posee”, destaca la nota.
La Red de Paz para el Congo subraya que “es la terquedad de querer mantenerse en el poder lo que deteriora, ralentiza y detiene el proceso electoral y lo que, durante las elecciones, origina el fraude electoral”, como se verificó en las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre de 2011.
“Estos ejemplos demuestran que, si es necesario seguir hablando de diálogo, de inclusión y de consenso, es igualmente necesario pasar de la fase de los informes y declaraciones a la de las investigaciones y los procedimientos judiciales, las presiones y sanciones contra quienes violan los derechos humanos, suprimen las libertades fundamentales de opinión, de expresión y de manifestación, o no respetan los valores fundamentales de la democracia”, concluye el comunicado (L.M.) (Agencia Fides 9/3/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network