http://www.fides.org

News

2014-03-10

AMERICA/ARGENTINA - Nuevas políticas urgentes para los jóvenes, ya que “la droga ha entrado en todos los niveles de la sociedad”

Neuquén (Agencia Fides) - El obispo de Neuquén y  vicepresidente de la Conferencia Episcopal Argentina Su Exc. Mosn. Virginio Bressanelli, S.C.I. ha afirmado que “no  estaría mal” que los funcionarios públicos se sometiesen a un examen médico para asegurar que no son adictos a estupefacientes. La nota enviada a la Agencia Fides por una fuente local, refiere que el obispo ha hablado así al comentar la propuesta del alcalde de esta localidad argentina, Horacio Quiroga, sobre la posibilidad de someter a una rinoscopia a todos los funcionarios del gobierno.
“Creo que no estaría mal - ha dicho Mons. Bressanelli -, en primer lugar porque es una forma de saber que el funcionario es sano, y después porque confirmaría la confianza de todos en esa persona, porque  sabemos que lamentablemente la droga ha entrado en todos los  estamentos de la sociedad. En definitiva, cuidar la salud de la sociedad es importante” ha añadido el obispo, que ha citado como ejemplo al gobernador de Chubut, que ha realizado el test.
El alcalde de Neuquén había dicho en los últimos días que si el estado quiere combatir el narcotráfico, debe tener la autoridad moral de contar entre sus miembros personas limpias y sanas al respecto. Mons. Bressanelli ha querido ampliar su comentario en la nota enviada a la Fides, afirmando que está “muy preocupado por las adicciones  entre los jóvenes y advirtió que el país vive una realidad tremenda  y conflictiva en cuanto al avance del narcotráfico y el consumo  de drogas” (véase Fides 05/03/2014).
“Debemos pensar en políticas nuevas que ayuden a que la  juventud y niños sean defendidos de este flagelo. A veces hay leyes pero  las leyes quedan en el aire porque no e bajan a la realidad  concreta con acciones” ha precisado. “Tenemos que afrontar las cosas desde el punto de vista  educativo, ofrecer algo distinto a la juventud. Hay jóvenes que no  ven futuro, no tienen una familia, no tienen una  educación suficiente y buscan la felicidad en lo más fácil” ha añadido el obispo.
Mons. Bressanelli concluye sacando a la luz este problema “no se resuelve con la  criminalización y la cárcel. El camino debe ser otro, para que el niño y el joven descubra  el sentido de su vida y tenga proyección de futuro”. (CE) (Agencia Fides, 10/03/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network