http://www.fides.org

News

2013-06-04

ASIA/INDIA - Más de 19 millones de fieles indios rezan unidos al Papa, por el respeto de la mujer en India

Bombay (Agencia Fides) – Más de 19 millones de católicos en la India se han unido con el Santo Padre en la solemne Adoración Eucarística del 2 de junio, repartidos en las parroquias, monasterios y otras instituciones religiosas de la India. Se ha orado también en las iglesias de Orissa, donde se produjeron las masacres contra los cristianos en 2008. Así lo informa en una nota enviada a la Agencia Fides, el Cardenal Oswald Gracias, Arzobispo de Bombay y Presidente de la Conferencia Episcopal de la India (CBCI). El arzobispo, que ha presidido la Adoración en la Catedral de Bombay, dice: “Unidos con el sucesor de Pedro adorando a Jesús vivo en muchos lugares de la India, miles de personas, entre ellas muchos jóvenes, han dado testimonio del inmenso amor de Cristo y de las riquezas de este Año de la Fe”. El cardenal sigue: “Hemos experimentado una profunda comunión con el Papa Francisco y con la Iglesia universal”. En la adoración se ha compartido “la preocupación por los problemas de la India, por una misión que sea más eficaz contra la pobreza y por la dignidad de la mujer y contra la violencia, temas de actualidad en nuestro país”.
“Nuestras mujeres son víctimas de violencia doméstica indescriptible. Homicidio femenino e infanticidio femenino continúan sucediendo. Orando por estas intenciones, hemos sentido al Papa Francisco muy cercano al sufrimiento de la gente de la India” , dice la nota del card. Gracias
“La Iglesia católica - prosigue - está a la vanguardia en la promoción de la igualdad de género, a través de un servicio incansable y desinteresado a los pobres, a través de los servicios sociales, la asistencia y la educación. Sin embargo, el camino por recorrer aún es largo: la mentalidad patriarcal tiene que cambiar, tenemos que acabar con la discriminación de género y dar igualdad de dignidad a las mujeres”.
El Arzobispo también cita “la violación de la hermana Meena Barwa (la religiosa que fue violada durante las masacres de Orissa en 2008), sigue en la impunidad, algo que toca un punto profundo para nosotros”. La adoración “se ha llevado a cabo en el Centro Pastoral Dibyajyoti, en el distrito de Kandhamal, en Orissa, donde la violencia sexual se ha desatado contra muchas mujeres durante los pogrom anti-cristianos”.
La nota concluye indicando “el Evangelio como ganancia de unidad de la familia humana” y el Cristo como “nuestro alimento para el viaje, que nos permite convertirnos en testimonios de esperanza y de amor en la vía de la verdadera justicia”. (PA) (Agencia Fides 4/6/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network