http://www.fides.org

Asia

2013-01-16

ASIA/INDIA - Lucha contra la trata de seres humanos en Orissa: prioridad del Año de la Fe

Jharsuguda (Agencia Fides) – Una red de apostolado formada por las congregaciones religiosas en el estado de Orissa ha organizado por el Año de la de actividades como la lucha decidida contra el tráfico de seres humanos, que afecta principalmente a las comunidades más pobres de Orissa, como la cristiana y algunas iniciativas para garantizar la seguridad alimentaria de la población. Según ha informado a la Agencia Fides, la red acoge otras confesiones cristianas, Ong, grupos de auto-ayuda, equipos diocesanos de asistencia social, estudiantes. La red ha identificado dos emergencias que se producen en la sociedad de Orissa, estado en el este de la India, escenario de masacres contra los cristianos en 2008. La primera es el tráfico de personas, que afecta principalmente a las mujeres y los niños, y la segunda es la inseguridad alimentaria: las familias no tienen la certeza del sustentamiento diario mínima, necesario para la supervivencia.
Entre los católicos que trabajan en la red, están, entre otros, los franciscanos capuchinos (OFM Cap), los Verbitas (SVD), las Hermanas Clarisas Franciscanas (FCC), las Hermanas del Espíritu Santo. El equipo está dirigido por el p. Nithiya Sagayam OFM.Cap, director del Centro “Justicia y Paz” de los Capuchinos y Secretario de la Oficina de Desarrollo Humano de la Federación de las Conferencias Episcopales de Asia (FABC). El franciscano ha señalado a Fides “la opción por los pobres” como “tema especial para las comunidades que en Orissa viven el Año de la Fe”.
Los pobres son sobre todo los tribales, los dalit, los habitantes de las zonas rurales y barrios marginales. “Una de las formas modernas de la esclavitud, es decir la trata de seres humanos, está matando el tejido de la sociedad en Orissa y destruyendo el desarrollo económico, social y cultural del pueblo”, afirma la red en una nota enviada a la Agencia Fides. La venta de niños, la prostitución infantil, el trabajo infantil, el trabajo forzoso, la trata de personas, el tráfico de órganos están muy extendidos. Los traficantes reclutan, transfieren y retienen a las personas por medio de amenazas, chantajes, secuestros, engaño, abuso de poder o de vulnerabilidad. Para responder eficazmente a estas violaciones de derechos humanos, “tenemos que construir un movimiento, a través de una densa red de funcionarios gubernamentales, abogados, policías, líderes religiosos, asistentes sociales, maestros”, remarca el p. Nithiya. La red propone un texto con “Los 10 mandamientos contra la trata de seres humanos”, que debe ser difundido ampliamente, a través de la distribución de folletos, en los pueblos, instituciones, iglesias, templos, escuelas y otros lugares públicos, dándolo a los líderes de las aldeas y a la gente en general, proporcionando una guía útil para proteger a todas las víctimas potenciales de la trata de personas. Además se enviará un informe sobre el problema en los próximos meses, a las autoridades políticas y judiciales, proponiendo un plan de acción concreto. Los religiosos también han puesto en marcha iniciativas de asistencia, cooperación y formación para garantizar la seguridad alimentaria a la población de Orissa. (PA) (Agencia Fides 16/1/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network