ASIA/INDIA - Un sacerdote: “Los líderes religiosos muevan las conciencias contra la violación”

martes, 8 enero 2013

Bhopal (Agencia Fides) – “Los líderes religiosos de todas las comunidades deben desempeñar un papel importante en el despertar las conciencias de las personas, en la sociedad, contra la violación. Están llamados a trabajar para mejorar la dignidad de la mujer en la sociedad. Y, sobre todo, para despertar un sentido de igualdad entre hombres y mujeres, igualdad de oportunidades y la igualdad de roles en la familia y en la sociedad”. Con estas palabras, expresadas a la Agencia Fides, el p. Anand Muttungal, portavoz de la Conferencia Episcopal de los estados de Madhya Pradesh y Chattisgarh, en la zona central de la India, responde al hindú gurú Asaram Bapu, que ha sostenido públicamente la “culpabilidad” de la joven estudiante que fue violada y murió el 29 de diciembre pasado como consecuencia de los golpes y la violencia sexual.
El p. Muttungal, también coordinador local de la Comisión Nacional para las Minorías en Madhya Pradesh, recuerda que, según los datos del “National Crime Records Bureau”, en la India cada 22 minutos sucede una violación, y esta cifra sólo tiene en cuenta los casos denunciados a la policía. Para detener el fenómeno de la violación, continua, “es necesario realizar un esfuerzo común de todas las instituciones de la sociedad india, sobre todo para despertar las conciencias”.
El p. Muttungal explica a Fides: “El caso de la joven 'Amanat' (nombre urdu que significa 'tesoro'), ha llevado a toda una nación a exigir justicia para las víctimas de los casos de agresión sexual. Se podría crear un foro para unir a los hombres y mujeres que quieran convertirse en activistas para crear conciencia en la sociedad, de forma capilar, contra la violación, prestando asistencia a las víctimas. También los padres, en las familias, deben asumir un papel activo en la educación de sus hijos, enseñándoles el respeto por las chicas. Enseñar cómo cultivar una relación sana entre niños y niñas debe convertirse en una parte integral del currículo escolar, y esto también puede ser un programa de educación familiar. Además, las instituciones deben promover programas especiales para alentar a los hombres a promover la igualdad de género y la igual de dignidad de la mujer en la sociedad”.
“Junto con la promoción de buenas relaciones entre mujeres y hombres - continúa - también necesitamos leyes estrictas para hacer frente a casos de violencia sexual y violaciones de los derechos de las mujeres. Son necesarias leyes para castigar a los culpables y a los que tratan de proteger a los culpables”. En respuesta al gurú que había justificado a los violadores, el sacerdote añade: “Mientras que un asesino destruye la estructura física de la víctima, un violador degrada y contamina el alma de una mujer indefensa. Los que a sabiendas encubren o justifican a los autores del reato también deben responder ante la ley. Todos nuestros esfuerzos deben apuntar a hacer de la nación un lugar mejor donde hombres y mujeres vivan con respeto”. (PA) (Agencia Fides 8/1/2013)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network