ASIA/LIBANO - El Cardenal Robert Sarah encuentra al presidente Suleiman y al Patriarca Ortodoxo de Antioquía: que nuestras Iglesias sean más cercanas entre sí, sobre todo en estos tiempos difíciles

jueves, 8 noviembre 2012

Baalbek (Agencia Fides) - La visita del Card. Robert Sarah “está progresando muy bien. Al intenso programa se suman encuentros inesperados y sorprendentes, como el ocurrido ayer entre el Cardenal y el Patriarca Ortodoxo de Antioquía, Ignatius IV Hazim”: dice Mons. Simon Faddoul, director de Caritas Líbano a la Agencia Fides, ofreciéndonos una imagen sintética de la primera jornada en la tierra del Líbano del Presidente del Pontificio Consejo Cor Unum, enviado por el Papa en el país de Oriente Medio con el objetivo de mostrar la cercanía de la Santa Sede y de la Iglesia universal a las poblaciones más afectadas por el conflicto sirio.
Ayer, 7 de noviembre, el Cardenal fue recibido por el Presidente de la República del Líbano, el católico maronita Michel Suleiman. Luego se reunió con el Sínodo de los Obispos Maronitas - participando en su encuentro mensual - y visitó el Patriarca Armenio-católico Nerses Bedros XIX Tarmouni. A estas reuniones se sumo el encuentro “sorpresa” con el Patriarca Ortodoxo. El padre Faddoul explica a Fides como fue: “El Patriarca Ignatius normalmente reside en Damasco. He sabido que en estos días estaba en el Líbano por una visita médica. Si que he advertido al Nuncio Apostólico, Mons. Gabriele Caccia, y al Cardenal Sarah, que ha querido visitar al Patriarca ortodoxo en el hospital. Ha sido un encuentro intenso entre dos hombres de Iglesia. El Patriarca ha dado las gracias de todo corazón al Cardenal, y a través de él al Papa, por esta iniciativa, pidiéndole una colaboración estrecha y cercana entre nuestras Iglesias, especialmente en estos tiempos difíciles”.
Hoy, el Cardenal Sarah se ha trasladado a Baalbek, en el valle de Beqāʿ, al noreste de Líbano, donde se concentran la mayoría de los refugiados que huyeron de Siria. En el centro de la Caritas local, el Cardenal también participará en la distribución de los bienes de supervivencia a los refugiados. Por la tarde, está prevista una visita a un campo de refugiados en la frontera con Siria, donde podrá encontrarse con ellos y conocer y escuchar sus historias. Mañana, en el edificio de Caritas en Beirut, el Presidente de Cor Unum enviado por el Papa coordinará la reunión con los representantes de una veintena de agencias caritativas católicas que trabajan en el Líbano, Siria, Jordania, Turquía e Irak. La reunión, desde las 9 hasta las 17 sin interrupciones, ayudará a coordinar los esfuerzos humanitarios de la Iglesia Católica en la región, incluida la evaluación de los proyectos que se pueden financiar gracias a la donación de un millón de dólares que Benedicto XVI - a través de su enviado el Cardenal – ha querido destinar para la ayuda de las poblaciones sirias que están sufriendo. (GV) (8/11/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network