ASIA/SIRIA - El último cristiano que quedaba en el centro de Homs asesinado; el convento de los Jesuitas dañado

miércoles, 31 octubre 2012

Homs (Agencia Fides) – El último cristiano que quedaba en el centro de Homs, después de la evacuación de la población civil, ha sido asesinado. Elías Mansour, de 84 años, cristiano greco-ortodoxo, no había querido dejar su casa, en la calle de Wadi Sayeh, porque tenía que cuidar de su hijo discapacitado Adnane, a pesar de que sabía que su vida estaba en peligro. El área de Wadi Sayeh - habitada por cristianos y musulmanes sunitas - se encuentra todavía en el centro de los combates entre el ejército y los rebeldes. Los rebeldes están atrincherados en los barrios de Khalidiyeh, Bad Houd, Bustan diwan, Hamidiyah, hasta las calles de Wadi Sayeh y Ouret al Shayyah.
Las fuerzas del ejército regular los rodean. Según ha informado a la Agencia Fides un sacerdote greco-ortodoxo, Elías Mansour fue asesinado ayer. Unos días antes dijo que no saldría de su casa por ninguna razón y que si llegaban los rebeldes, “les recordaría los Diez Mandamientos y las Sagradas Escrituras”. El funeral se celebrará hoy en una iglesia ortodoxa. Un sacerdote ortodoxo está tratando de localizar al hijo, que es discapacitado y no se sabe que le ha sucedido.
Mientras tanto, como informaron fuentes de Fides, esta mañana, el convento de los jesuitas en el distrito de Hamidiyah ha sido alcanzado por los combates que tienen lugar a diario. La estructura ha sufrido algunos daños menores pero no hay víctimas. Los jesuitas y las personas desplazadas han experimentado momentos de miedo, pero están bien. (PA) (Agencia Fides 31/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network