ASIA/SIRIA - Para los Obispos católicos, el padre Fady Haddad es “un mártir”; llamamiento a la reconciliación

sábado, 27 octubre 2012

Damasco (Agencia Fides) – Los Obispos católicos de Damasco expresan sus condolencias por el brutal asesinato del sacerdote griego-ortodoxo Fady Haddad, deploran “la conspiración extranjera que está sembrando el mal y la destrucción en el país”, y lanzan un fuerte llamamiento a la reconciliación: esto es lo que se lee en una nota del Consejo de los Obispos católicos de Damasco, enviada a la Agencia Fides.
El padre Fady, párroco de la iglesia de San Elías en Qatana – pequeño centro a las afueras de la capital siria - fue secuestrado el 18 de octubre mientras estaba negociando la liberación de uno de sus feligreses, cayendo en manos de un grupo de hombres armados no identificados. El sacerdote griego-ortodoxo fue encontrado muerto seis días después. En un llamamiento enviado a la Agencia Fides, el Consejo de Obispos Católicos Damasceno expresa sus condolencias al Patriarca Ignacio IV y todos los hermanos de la Iglesia greco-ortodoxa, orando al Señor “para que acoja en su reino al sacerdote-mártir junto con todos los mártires de Siria”.
Ante el asesinato del sacerdote, los Obispos católicos expresan pesar por todos los “ataques contra ciudadanos inocentes, contra lugares de culto musulmanes y cristianos y contra hombres de religión que trabajan en el ministerio humanitario y espiritual” y que se están multiplicando estos días de sufrimiento para toda Siria. Repitiendo que la violencia y la división “no son parte de la naturaleza del pueblo sirio y de sus tradiciones pacíficas”, los líderes católicos de Damasco renuevan su “llamamiento a la reconciliación” y a “detener la violencia, la proliferación de armas y la efusión de sangre”. Llamando de nuevo a todas las partes enfrentadas al diálogo “para encontrar una solución que garantice la paz, la libertad, la justicia y la igualdad de todos los ciudadanos”.
La última parte del llamamiento está dirigido a los “hermanos musulmanes”, que en estos días celebran la festividad del Aladha: “Vuestra fiesta”, escriben los Obispos católicos “es nuestra fiesta, vuestras alegrías son nuestras alegrías, así como vuestras penas son las nuestras. Hemos vivido como hermanos y seguiremos viviendo como hermanos”.
El padre Fady Haddad es el segundo sacerdote asesinado en Siria desde que comenzó el conflicto. En enero, el sacerdote Bassilios Nassar fue asesinado en Hama mientras intentaba rescatar a un herido. Como en el caso del p. Haddad, también entonces, los Comités de Coordinación del levantamiento sirio han puesto en duda la versión oficial propuesta por el Gobierno, que acusaba del asesinato a un grupo de “terroristas armados”. (GV) (Agencia Fides 27/10/2012).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network