AFRICA/MALI - “Todos los cristianos han huido del norte de Mali, los musulmanes víctimas del extremismo también” dice un misionero

viernes, 26 octubre 2012

Bamako (Agencia Fides) - “En el norte de Malí, todos los cristianos se han visto obligados a huir” denuncia en una entrevista con Ayuda a la Iglesia Necesitada, el p. Laurent Balas, un misionero de los Padres Blancos, que ha pasado seis años en Gao, en el norte de Malí, antes de ser nombrado párroco de la Iglesia de los Santos Mártires de Uganda en Bamako. “Mis sucesores en Gao se han visto obligados a huir”, dice don Balas al describir la conquista del norte del país en la primavera de este año por las milicias islámicas.
Los cristianos que huyen del norte son recibidos por sus familiares en el sur en unas condiciones muy precarias, al haber abandonado todas sus pertenencias. “No existen campos de refugiados en el país, sino sólo en los países vecinos. Los desplazados han sido 'absorbidos' por la población. Es muy difícil decir cuántos son”, dice el misionero.
En el norte los grupos islámicos han impuesto su interpretación radical de la Sharia llegando incluso a entrar en las casas en busca de las mujeres sin velo. En este caso, a las desafortunadas se les corta una oreja. “Frente a esta situación, los propios musulmanes huyen en masa, salvo que ahora, en el sur, comienzan a pesan sobre otras familias que ya viven en la pobreza. Entonces regresa al norte, declarando que prefieren morir en su propia tierra”, dice el misionero.
Pero no sólo está el problema del extremismo religioso en el norte de Malí. El p. Balas explica el hecho de que los grupos islámicos tienen lazos con el narcotráfico, como lo demuestra el avión cargado de cocaína que recientemente se ha estrellado en un aeropuerto controlado por los islamitas. “El islamismo es una pantalla que oculta el tráfico de drogas y de búsquedas posibles de oro y petróleo”, dice el misionero. (L.M.) (Agencia Fides 26/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network