ASIA/INDIA - Los cristianos de Orissa buscan justicia, pero “han perdonado a sus agresores”

lunes, 22 octubre 2012

Balasore (Agencia Fides) – “Justicia y perdón viajan juntos. En Orissa, los asuntos de los tribunales van despacio y a los cristianos les cuesta obtener justicia. Pero muchos ya han perdonado a sus agresores”: lo declara a Fides Su Exc. Mons. Thomas Thiruthalil, de los Lazaristas, Obispo de Balasore y Presidente de la Conferencia Episcopal de Orissa. El Obispo ha comentado en una entrevista con la Agencia Fides la reciente decisión de la Corte Suprema del estado, que ha instado al Gobierno de Orissa y a la Oficina Central de la Policía, a proporcionar aclaraciones sobre una apelación presentada por algunos supervivientes de las masacres contra los cristianos que se produjeron en 2008 en Kandhamal.
El recurso presentado ante el Tribunal, titulado “Iniciativa para la justicia, la paz y los derechos humanos”, pide una nueva investigación ya que el Estado no ha logrado obtener ninguna condena por los 30 casos de homicidio y violencia anti-cristiana. “Las investigaciones defectuosas” por parte de la policía, y un “juicio sumario, no conforme con los principios de justicia penal”, han dejado sin castigo a los culpables. De las más de 2.500 denuncias de los cristianos que fueron víctimas de la violencia, la policía registró oficialmente sólo 828. Después de las investigaciones, los investigadores presentaron acusaciones formales en 512 casos y para 315 de ellos presentaron sus conclusiones a los tribunales. Sin embargo, hasta la fecha, solo se ha producido una condena por asesinato. Por este motivo los firmantes del recurso piden la creación de una Comisión de Investigación, y el envío de los procesos a otro estado de la India.
En el pasado, los grupos cristianos han presentado recursos ante el Tribunal Supremo porque no habían sido reconstruidas sus casas y por la falta de programas de rehabilitación del gobierno de Orissa. EN la ola de violencia contra los cristianos dalit y tribales en el distrito de Kandhamal, más de 56.000 personas se vieron obligadas a huir, y 10.000 refugiados no han podido regresar a sus casa todavía. Más de 5.600 casas y 295 iglesias fueron incendiadas. Los grupos cristianos afirman que hubo 100 homicidios (el gobierno reconoce 40) y numerosas violaciones. (PA) (Agencia Fides 22/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network