ASIA/SIRIA - Cáritas: las escuelas por el día para los niños y por la noche para los refugiados; aumenta la emergencia humanitaria

miércoles, 10 octubre 2012

Damasco (Agencia Fides) – A medida que el conflicto continúa, “la crisis humanitaria es cada vez mayor; aunque hacemos todo lo posible, no podemos satisfacer todas las necesidades de los refugiados. Necesitamos urgentemente ayuda humanitaria”: lo declara a la Agencia Fides el laico católico Pascal Kateb, Director Ejecutivo de Cáritas Siria, que coordina el trabajo de la organización en Damasco.
“Estamos presentes en Damasco, Aleppo, Homs y otras zonas afectadas por el conflicto. Trabajamos en condiciones muy difíciles - continúa Kateb -. Pero hay miles de personas desplazadas a las que ayudar y Cáritas es una de las pocas organizaciones que llegan a zonas remotas o peligrosas, en virtud de su neutralidad, reconocida en todos los contextos en los que actúa en el mundo. Pero la situación es cada vez más difícil”.
El Director explica a Fides: “En Damasco solo Caritas ayuda a 1.500 familias necesitadas, muchos son desplazados que llegan de las zonas de Homs. A los refugiados no se les pregunta la etnia o la religión: son de todas las comunidades y religiones. En Aleppo, en la actualidad, el Obispo Antoine Audo, nuestro Presidente, trabaja en condiciones muy difíciles, y sabemos que en algunos barrios se están produciendo intensos combates. En Homs trabajamos junto con los jesuitas del Jesuit Refugees Service, y estamos muy cerca de las personas que sufren”.
“Sucede que en algunas escuelas - explica Kateb - los niños asisten a clases por la mañana, pero por la tarde y la noche esos mismos edificios acogen a los refugiados. Es una situación terrible. Para la apertura de las escuelas carecíamos de libros, bolígrafos, objetos escolares: hemos utilizado los fondos que Cáritas tenía para su pequeña oficina. Ahora estamos buscando nuevos donantes que puedan cubrir estos gastos por los niños sirios de todas las confesiones”.
La esperanza de Kateb es “la paz y la reconciliación, porque el pueblo sirio está sufriendo demasiado. Y, en esta situación dramática, hay que hacer más para ayudar, como Cáritas se esfuerza por hacer”. (PA) (Agencia Fides 10/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network