AMERICA/MÉXICO - Sacerdote encontrado asesinado, la violencia no se ahorra a la Iglesia

martes, 25 septiembre 2012

Los Mochis (Agencia Fides) – Con la participación de centenares de feligreses, el domingo 23 de septiembre, la comunidad católica del decanato de Sinaloa ha dado su último adiós al sacerdote Teodoro Mariscal Rivas, encontrado asesinado al interior de su domicilio, en el fraccionamiento Santa Fe. El sacerdote, 45 años, originario de Tala, Jalisco, quien estaba a cargo de la iglesia de Santa Cecilia, que se encuentra en el territorio de la parroquia de Santo Niño de la Salud, en el distrito de Mochicahui, hacia la parte central del Golfo de California, en México. Después del funeral el sacerdote ha sido enterrado en Jalisco, su tierra natal.
Un informe inicial de la policía señala que el padre Rivas ha sido encontrado en la mañana del 20 de septiembre en su casa, atado de pies y manos, con una bolsa en la cabeza que ha causado la asfixia. El asesinato parece haber tenido lugar entre el 18 y el 19 de septiembre. Entre las cosas de valor que han desaparecido está su coche.
Según la nota enviada a la Agencia Fides, la Eucaristía del funeral ha sido oficiada principalmente por el Vicario General de la diócesis Mons. Juan Ruiz, que ha pedido a las autoridades hacer lo que les corresponde y aclarar los hechos en los que perdió la vida el padre Rivas. “Todos debemos de orar por los sacerdotes, orar mucho para que Dios mueva esos corazones cobardes hacia el arrepentimiento y dejen de estar quitando vidas a inocentes y que Dios que todo lo puede haga justicia divina” ha dicho durante la Misa. Los fieles han dado su testimonio sobre el entusiasmo y alegría que distinguían al padre Rivas.
El portavoz de la Diócesis de Culiacán, padre Esteban Robles, ha subrayado que lo sucedido es un claro reflejo de la violencia que envuelve al estado. “Este acontecimiento es reprobable, no únicamente porque se trate de un sacerdote, sino porque es una persona que, estando en el interior de su casa, ni siquiera en su propia vivienda un ciudadano puede estar seguro” ha dicho el padre Robles, remarcando que “la Iglesia está dentro de la sociedad y que sufre también ataques de la delincuencia común, cuando su única misión es buscar el bienestar, la paz y ayudar a las personas a que conozcan a Dios”. Incluso la Catedral de Culiacán ha sufrido ataques de vándalos (véase Fides 05/05/2012) (CE) (Agencia Fides, 25/09/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network