http://www.fides.org

America

2012-09-18

AMERICA/HONDURAS - La tragedia de miles de menores hondureños no acompañados que tratan de alcanzar el “sueño americano”

El Corinto (Agencia Fides) – Es una escena que se repite todos los días: un número indeterminado de niños no acompañados hondureños, chicos y chicas, tratan de emigrar a Estados Unidos, pasando por Guatemala y México. “Es una situación que no se ha evaluado desde la perspectiva adecuada, y mientras tanto, en Honduras, en la frontera con Guatemala, particularmente en la localidad de El Corinto, las escenas son desgarradoras” señala el semanario católico Fides de Honduras en un servicio que ha realizado sobre el tema, y que ha enviado a la Agencia Fides.
“Cifras del Instituto de Migración de México señalan que de enero a agosto de 2012, dos mil cuatrocientos veinticuatro menores “no acompañados” llegaron a esa nación y fueron devueltos a sus países de origen. Ello representa un incremento de 51% respecto al mismo período en 2011. De los menores, que este año han sido repatriados 1.012 eran de Guatemala, 875 eran hondureños y 496 de El Salvador”. Los menores que llegan a México con la esperanza de pasar a Estados Unidos para escapar de las pandillas o la violencia en su país de origen, proceden en su mayoría de Guatemala, Honduras y El Salvador, que hasta ahora son los países con el mayor número de niños “emigrantes” en 2012.
El semanal Fides ha profundizado sobre esta dramática situación, publicando los testimonios de padres que van a la frontera para recoger a sus hijos que regresan, de trabajadores pastorales que describen situaciones inimaginables, de voluntarios del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (IHNFA) que trabajan conjuntamente con la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica de Honduras en esta área.
El Director de Casa Alianza, Manuel Capellín, ha dicho que al menos el 10 por ciento de los migrantes que tratan de alcanzar el codiciado “sueño americano” está compuesto por niños hondureños, pero cuatro de cada diez de ellos son enviados de vuelta a casa todos los días desde México. “Estos niños son víctimas potenciales de todo lo que tiene que ver con el tráfico de seres humanos con fines de explotación sexual y de adopción sin controles, por no hablar de otros delitos”, dice Capellín. (CE) (Agencia Fides, 18/09/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network