ASIA/SIRIA - Más de un millón de niños corren riesgos alimentarios y sanitarios a causa de la crisis

viernes, 7 septiembre 2012

Damasco (Agencia Fides) – En Siria, y en los países vecinos donde se han refugiado, hay alarma por los niños debido a la escasez de géneros alimenticios y de estructuras sanitarias. Son decenas de miles los niños implicados en el conflicto interno en curso desde hace un año y medio, privados de acceso al agua potable, a la alimentación y a la asistencia sanitaria adecuada. A causa de los enfrentamientos bélicos, muchos niños refugiados y los familiares no han podido recibir las vacunas programadas u otros servicios de control de la salud. Ayer, en Alepo, se ha registrado otra masacre de niños. Según un responsable regional de la Salud para el Oriente Próximo de la UNICEF, la situación es muy grave, porque durante las crisis los niños son las víctimas más vulnerables a las epidemias y a la malnutrición, en particular las que viven en los campos de refugiados, como el de Zaatari, en el norte de Jordania. La organización dispone de 8 unidades médicas móviles en el país, gracias a las cuales ha conseguido asistir a 175.000 personas en Alepo, Damasco, Daraa, Hama y Homs. De los controles realizados, el cuadro general es alarmante, sobre todo en Damasco y en los suburbios que rodean la capital. Se estima que 1.300.000 niños son víctimas de la grave crisis política y militar interna, y que desde el principio se han encontrado involucrados activamente en los enfrentamientos. Diferentes organizaciones en defensa de los derechos humanos, como Human Rights Watch, Amnistía Internacional o el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, han denunciado casos concretos de detenciones, torturas y asesinatos de menores implicados en manifestaciones o capturados en los enfrentamientos entre el Ejército Sirio Libre y las fuerzas gobernativas. (AP) (7/9/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network