http://www.fides.org

Africa

2012-08-27

AFRICA - Los católicos africanos preocupados ante la violencia fundamentalista, no quieren responder con más violencia

Iaşi (Agencia Fides) - Los católicos de los países africanos en los que es más fuerte la amenaza del fundamentalismo islámico viven con aprensión este fenómeno pero no pretenden rendirse ante la violencia. Así lo demuestra una entrevista con dos representantes africanos del Foro Internacional de Acción Católica (FIAC), que se ha celebrado en Iaşi (Rumanía) del 22 de agosto al 26.
“Los católicos en Nigeria no se sienten intimidados por los ataques ocurridos en algunas iglesias – explica don Patrick Alumuku, Director de Comunicaciones de la Diócesis de Abuja -. Grupos de fieles, junto con la policía, han organizado un cordón de seguridad alrededor de los edificios de culto durante las celebraciones”. “Esto - añade don Alumuku - es la única forma de defensa que tenemos la intención de realizar: nuestro Arzobispo Mons. John Olorunfemi Onaiyekan ha afirmado con mucha claridad que una respuesta violenta a la violencia no daría una solución a los problemas, sino más bien sería el inicio de una guerra que nunca terminaría”.
El fenómeno de los ataques a las iglesias, de hecho, debe ser entendido correctamente: “no se trata de Islam contra cristianismo, sino de ataques terroristas contra el gobierno, por lo que los líderes musulmanes se han desvinculado de estos episodios. Cualquier tentación de tomar represalias – termina don Alumuku - además de ser contraria a la mansedumbre evangélica, también podría dañar a los que tratan de defendernos”.
“Hay un gran temor – advierte por su parte el p. Rafic Greïche, portavoz de la Iglesia católica en Egipto – ante la posibilidad real para los cristianos de vivir la libertad religiosa en un contexto fundamentalista, después de que los cambios políticos recientes han llevado al poder a un partido vinculado a los Hermanos Musulmanes. El Presidente egipcio - continúa p. Greïche - está ofreciendo tranquilidad a todas las minorías religiosas, pero nadie puede garantizar el futuro”.
En el país hay siete escuelas administradas por la Iglesia Católica y varios hospitales e instituciones de caridad que, dirigiendo sus actividades hacia los sectores más pobres de la población, son frecuentadas mayoritariamente por musulmanes. Muy importante en este aspecto, es el papel de los laicos, “son los que se encuentran en primera línea en el testimonio de la fe en la vida de cada día, y en el contexto de las dificultades que estamos experimentando están demostrando un gran coraje”, concluye el p. Greïche. (L.M.) (Agencia Fides 27/8/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network