ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR - 16.000 repatriados en situación de riesgo por falta de fondos por parte de las organizaciones humanitarias

sábado, 11 agosto 2012

Juba (Agencia Fides) – Más de 16.000 repatriados de Sudán del Sur que están bloqueados en el Estado del Alto Nilo, se encuentran en situación de riesgo después que la Organización Internacional de Migraciones (OIM) ha anunciado su intención de suspender las operaciones durante los próximos dos meses, a causa de la falta de fondos.
Según lo que refiere el portal de Sudan Tribune, IOM, antes del anuncio, había organizado un convoy de barcas fluviales, partido de la ciudad de Renk a Juba, la capital de Sudán del Sur. A bordo había más de 2.500 repatriados especialmente vulnerables, que se encontraban bloqueados desde hace meses en el Estado del Alto Nilo. El IOM afirma que la mayor parte de los repatriados se ha dirigido a Renk a causa de la inseguridad a lo largo de la frontera con Sudán, a comienzos de este año, e inicio de la estación de las lluvias. Estas personas, según la organización, necesitan ayuda urgente para volver a sus zonas de origen.
“Con más de 20.000 repatriados en Sudán del Sur, la mayoría de los cuales se encuentran en Renk, donde todas las vías de comunicación, con la excepción del río Nilo, están bloqueadas, es fundamental comenzar operaciones de transporte de emergencia si queremos evitar numerosas crisis humanitarias en los puntos de tránsito”, afirma Vincent Houver, jefe de la misión de la OIM en Sudán del Sur.
Sin embargo, en una declaración al Sudan Tribune, la OIM afirma que su llamada para recoger más de 45 millones de dólares para dar asistencia a los repatriados que todavía se encuentran en dificultades, que incluye el ofrecimiento de transporte y la asistencia médica, ha sido financiado solamente en un 12 % de la cifra solicitada, por que faltan más de 40 millones de dólares.
Además, la estación de lluvias ha obstaculizado gravemente el transporte por carretera, dejando a miles de repatriados bloqueados en Renk.
Se estima que unas 116.000 personas, desde el inicio del año, han vuelto a Sudán del Sur desde Sudán. Efectivamente, después de la independencia de Sudán del Sur, las autoridades de Jartum han decidido expulsar a los ciudadanos originarios del nuevo Estado.
Durante el último año, el OIM ha referido que ha asistido a la repatriación de 50.000 personas utilizando barcas fluviales, naves, autobús, trenes y aviones para hacerles llegar a su destino final. (L.M.) (Agencia Fides 11/8/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network