AFRICA/MALI - “Perdono a mis agresores” dice el Presidente interino tras su regreso a Mali

sábado, 28 julio 2012

Bamako (Agencia Fides)- “Perdono a mis agresores”, ha afirmado el Presidente interino de Malí, Dioncounda Traore, al regresar a su patria después de un largo período de convalecencia en Francia, para sanar las heridas causadas por la agresión en el interior del palacio presidencial el pasado mes de mayo (véase Fides 22/5/2012). Traoré ha llegado el 27 de julio al aeropuerto de Bamako y ha sido recibido por el Primer Ministro de la transición Cheick Modibo Diarra. El Presidente interino debe ponerse al trabajo de inmediato para formar antes del 31 de julio, un gobierno de unidad nacional, como han requerido los países vecinos, por que de lo contrario amenazan con sanciones.
Los estados fronterizos de Mali están muy preocupados por la inestabilidad del país, dividido por un norte en manos de los grupos islamitas que han marginado el Movimiento laico de Liberación Nacional del Azawad (MNLA), y por un sur donde reina la inestabilidad política tras el golpe militar del 22 de marzo. La comunidad internacional (USA, Francia y Estados de África Occidental a la cabeza) han ejercido una gran presión para que se inicie un proceso de transición que permita, volver a la legalidad y a la democracia. Las divisiones políticas en Bamako, de hecho, impiden que se afronte la crisis del norte, donde la presencia de los movimientos islámicos alarma a los estados vecinos y a los estados occidentales.
La diplomacia francesa se ha puesto en marcha para promover una iniciativa africana tanto a nivel de las negociaciones (en particular mediante el inicio de conversaciones con el MNLA) como, si es necesario, a nivel militar. La propuesta de un envío al norte de Malí de una misión militar africana (con el apoyo de Francia y de otros) no está bien visto por la mayoría de los malianos, que prefieren una solución “maliana” a través de una amplia consulta de todas las partes políticas y sociales del país.
Sin embargo, una solución “maliana” de la crisis en el norte, presupone la creación de un gobierno de unidad nacional que sea reconocido y aceptado por todos. Y este es el desafío al que se debe enfrentar Traore en los próximos días. (L.M.) (Agencia Fides 28/7/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network