AFRICA/SOMALIA - Dos declaraciones de los responsables Shabaab sugieren una crisis en el movimiento integralista

lunes, 4 junio 2012

Mogadiscio (Agencia Fides) - El grupo islamista radical somalí Shabaab parece estar debilitado por los recientes acontecimientos militares y diplomáticos y dividido internamente. En el aspecto militar, con la conquista de Afgoyee de Afmadow, las fuerzas de la AMISOM (Misión de la Unión Africana en Somalia) y las del gobierno se están acercando al puerto estratégico de Kismayo, cuya conquista cortará el acceso a los suministros por mar de los Shabaab.
En el ámbito diplomático, en la Conferencia de Estambul (31 de mayo - 2 de junio) los representantes de 54 países, junto con el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, han ratificado la fecha del final de la transición somalí, que prevé el 20 de agosto como fecha de la elección del nuevo jefe de Estado.
El compromiso internacional renovado ha sido censurado por el portavoz de los Shabaab, Sheikh Ali Mohamoud Raghe, alias Sheikh Ali Dhere, quien ha acusado a la OTAN de participar en la guerra en Somalia de la parte de Uganda, Etiopía, Kenia, Burundi y Yibuti, cuyas fuerzas apoyaron a las del Gobierno de Transición somalí. El portavoz del grupo integralista a afirmado que esta gran coalición militar tiene como objetivo derrotar sólo a una pequeña fracción de la sociedad somalí. “Al-Shabaab representa poco menos del 5% de la sociedad somalí”, ha subrayado Sheikh Ali Dhere con la intención de presentar su propio grupo como una víctima de las poderosas fuerzas internacionales, pero al mismo tiempo ofreciéndose a una crítica fácil: “¿con que pretenciosidad los Shabaab, siendo una pequeña minoría, quieren imponer su voluntad a la mayoría de la sociedad somalí?”. En las zonas controladas por ellos, los Shabaab han impuesto un régimen basado en la interpretación estricta de la sharia, que con el paso del tiempo ha inculcado el apoyo de la mayoría de los habitantes.
Una realidad que ha creado divisiones dentro del movimiento integralista, como lo demuestra la petición de perdón hecha por Ali Mohamed Hussein, ex líder de los Shabaab en la región de Banadir, que a través de las ondas de Radio Mogadiscio (controlada por el gobierno de transición) ha pedido perdón a la población por los actos de violencia cometidos. Hussein podría tomar ventaja de la amnistía ofrecida por el gobierno a los extremistas que deponen las armas, creando un precedente importante. En cualquier caso, de acuerdo a los comentarios locales, la declaración radiofónica de Hussein muestra que existe una crisis de confianza dentro del movimiento integralista (L.M.) (Agencia Fides 4/6/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network