AMERICA/EL SALVADOR - Todos involucrados para salir de la violencia, la Iglesia anima a las instituciones al diálogo

lunes, 7 mayo 2012

San Salvador (Agencia Fides) – El Arzobispo de San Salvador, Su Exc. Mons. José Luis Escobar Alas, ha aprobado el inicio del diálogo entre el Presidente, Mauricio Funes, con los diferentes sectores del país, con el fin de llegar a un acuerdo para poner fin a la violencia social de la nación. “El diálogo nos parece muy buena iniciativa, lo felicito y le deseo éxito”, ha dicho el Arzobispo en su habitual rueda de prensa después de la misa dominical celebrada en la Catedral.
El miércoles 2 de mayo, el Presidente Funes ha comenzado una serie de reuniones con hombres de negocios, y el viernes 4 con los directores de los medios de comunicación para fomentar un pacto de paz. El Presidente ha tomado esta iniciativa aprovechando el ambiente menos tenso que vive el país desde el 9 de marzo, debido a una tregua entre las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y la Mara 18 (M-18) (véase Fides 28/3/2012).
El Presidente está tratando sobre todo de crear oportunidades de empleo para los jóvenes, con el fin de evitar la emigración o la afiliación a las pandillas criminales. El Prelado ha señalado que “es legítimo que el Presidente promueva el diálogo”, y ha añadido que será “un proceso largo y difícil” y esto “requiere una mayor voluntad de todos para salir de esta gran desgracia que es la violencia en la que vive el país”.
Con la tregua entre las bandas, obtenida después de la mediación del Obispo Castrense Mons. Fabio Colindres, y por el ex diputado y también ex comandante de la guerrilla, Raúl Mijango, los asesinatos se han reducido de 15 a 5 diariamente. Mons. Escobar Alas también ha dicho que la Iglesia ha “recibido bien” el anuncio que han realizado las bandas en el que dicen que se pondrá un “punto final” al reclutamiento forzoso de jóvenes, y la declaración de las escuelas como “centros de paz”, por lo que no pueden ser asediadas. Según las cifras oficiales publicadas por la prensa local, las cárceles de El Salvador alojan a unos 10.000 miembros de las pandillas, mientras que en los barrios y calles, hay más de 50.000 miembros. (CE) (Agencia Fides, 07/05/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network