AFRICA/GUINEA BISSAU - Todavía ninguna respuesta de los golpistas al ultimátum de la CEDEAO

viernes, 27 abril 2012

Bissau (Agencia Fides) - En Bissau, todavía no se ha producido ninguna reacción al ultimátum lanzado ayer por la CEDEAO a la junta militar que tomó el poder en Guinea Bissau, con un golpe de Estado el 12 de abril. “No sabemos si ya ha regresado al país la delegación que representaba a Guinea-Bissau en la cumbre de la CEDEAO en Abidján” dice a la Agencia Fides el p. Davide Sciocco, misionero del PIME y director de Radio Sol Mansi.
“Nosotros también estamos a la caza de noticias, pero hasta ahora no se ha producido ninguna reacción”, dice el padre Scioccoo. “La situación está en calma, pero el país parece estar completamente inactivo: escuelas y edificios públicos están cerrados. Los sueldos de los empleados estatales no se pagará hasta que haya un nuevo gobierno”.
Al final de la Cumbre Extraordinaria de los Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO/ECOWAS), que ha terminado ayer, 26 de abril, en Abidján, se ha lanzado un ultimátum a la junta militar golpista de Bissau: si en el plazo de 72 horas, los autores del golpe de Estado no habrán restaurado el “orden constitucional”, se pondrán en marcha sanciones dirigidas contra ellos, así como sanciones diplomáticas, económicas y financieras contra Guinea Bissau.
La cumbre de la CEDEAO también ha abordado la crisis en Malí, un país sacudido entre la anunciada secesión del norte (en manos de varios grupos armados) y el golpe de Estado del 22 de marzo. Se ha decidido otorgar un plazo de 12 meses a la transición que comenzó con el acuerdo alcanzado el 6 de abril entre los representantes de la CEDEAO y los líderes del golpe. Según los acuerdos, el 25 de abril se ha formado un nuevo gobierno encabezado por el Primer Ministro Cheick Modibo Diarra. La CEDEAO ha pedido a los militares “regresar a los cuarteles” y poner en libertad a las personalidades que detenidas después del golpe.
Se ha previsto enviar una fuerza militar de la CEDEAO tanto a Guinea-Bissau como a Malí, “para defender las instituciones democráticas” y, en el caso de Malí, también para “prepararse a cualquier eventualidad, ante la hipótesis del uso de la fuerza para recuperar “la integridad territorial del país”. (L.M.) (Agencia Fides 27/4/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network