EUROPA/ESPAÑA - 400 millones de niños en el mundo viven en condiciones de esclavitud: la denuncia de los religiosos

lunes, 16 abril 2012

Roma (Agencia Fides) – Con motivo del Día Mundial contra la Esclavitud Infantil, que se celebra hoy, 16 de abril, organismos misioneros y ONG internacionales han denunciado la presencia en todo el mundo de unos 400 millones de niños que viven en condiciones de esclavitud. Muchos de ellos trabajando en la fabricación de productos que después se comercializan en Europa y el resto de Occidente.
La Conferencia Española de Religiosos (Confer) ha detallado con un mapa los lugares del mundo en donde el fenómeno es más frecuente y, en su comunicado enviado a la Agencia Fides, ha advertido de que “indirectamente, esta esclavitud entra a formar parte de nuestra vida cotidiana, visto que los plátanos que comemos o el café que degustamos podrían estar empapados del sudor de muchos niños y niñas latinoamericanos o africanos”.“Puede ser que las alfombras que pisamos estén tejidas por esclavos paquistaníes; cortinas, camisas, joyas y otras muchas cosas podrían ser fruto del trabajo oculto y forzado de menores de la India” continua la Confer. Por este motivo, la organización invita a “no escatimar ningún esfuerzo para instar a las autoridades civiles a cumplir con sus responsabilidades, para combatir estas injusticias y brindar a todos los niños y niñas la protección legal que merecen por justicia”.
La fecha de celebración del Día no es casual. Se refiere al asesinato de Iqbal Masih, un niño paquistaní cristiano de 12 años, que fue asesinado el 16 de abril de 1995, por las mafias de los fabricantes de alfombras de su país porque había denunciado estos abusos. Iqbal trabajaba como esclavo en la industria textil desde la edad de 4 años y cuando tenía diez, consiguió escapar, convirtiéndose en un testigo de esta experiencia y llegando a hablar de ello en los parlamentos y universidades de los Estados Unidos y de la Unión Europea. A pesar de los años de batalla, la legislación internacional, las denuncias, los programas de apoyo en favor de los más pequeños en situaciones precarias, la esclavitud continua a dilagar.
La Confer denuncia que el fenómeno actualmente está muy difundido en la India y Afganistán, donde niños y niñas trabajan en la industria del ladrillo. En Brasil, los pequeños esclavos hacen el carbón usado en la fabricación de acero para automóviles y otras piezas de maquinaria. En Myanmar les hacen trabajar en la cosecha de caña de azúcar y otros productos agrícolas.
En China preparan explosivos y fuegos de artificio utilizados en la pirotecnia; en Sierra Leona los usan para extraer diamantes de las minas. En la República Democrática del Congo, miles de niños son esclavizados en la extracción de la casiterita y coltán, minerales usados e indispensables para los ordenadores, mp3, teléfonos móviles y un sin fin de instrumentos que cotidianamente usamos en el llamado primer mundo.
En Benin y Egipto se calcula que un millón de niños son forzados a trabajar en el sector algodonero porque son más baratos y obedientes que los adultos y tienen la estatura idónea para meterse entre la plantas. Por último se puede leer en el informe de los religiosos que en Costa de Marfil, unos 12.000 niños recogen las semillas del cacao que se exportan para la elaboración del chocolate. (AP) (16/4/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network