AMERICA/PARAGUAY - Ante la atención de los Obispos, también el choque entre los campesinos sin tierra locales y los colonos brasileños

viernes, 16 marzo 2012

Asunción (Agencia Fides) – Se está realizando la 193 Asamblea de la Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP), que analiza, entre otros problemas de la realidad social del país, el conflicto que ha surgido entre los productores de soja brasileños y los campesinos sin tierras al este del país. En la nota enviada a la Agencia Fides se lee que la Conferencia Episcopal ha incluido en su agenda de este año, un estudio de la situación de Ñacunday, en el departamento del Alto Paraná, a 400 km al este de Asunción. Grupos de paraguayos sin tierra, que se llaman a sí mismos “carperos” (aquellos que viven en tiendas de campaña), acamparon en la región fronteriza con Brasil, creando un conflicto con los agricultores y colonos brasileños, conocido en este país como “brasiguayos”.
Los “carperos”, que desde el pasado mes de septiembre están en sus tiendas de campaña ante las granjas agrícolas de los colonos en Ñacunday, piden al gobierno la entrega de las tierras, porque según ellos se han concedió ilegalmente a los “brasiguayos” durante la dictadura del general Alfredo Stroessner (1954-1989). Los obispos también abordan el tema, porque en estos días debe intervenir en este sentido, el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra.
La Asamblea también tiene en la agenda la elaboración de un protocolo, requerido por el Vaticano, para tratar los casos de pedofilia. La Asamblea de la CEP inició el 14 de marzo y finaliza hoy, viernes 16. En la primera sesión de trabajo participó el Nuncio Apostólico, el Arzobispo Mons. Eliseo Antonio Ariotti. (CE) (Agencia Fides, 16/03/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network