AFRICA/MALAWI - La oposición decreta 3 días de protesta; la Iglesia en la mira del sistema

miércoles, 21 septiembre 2011

Lilongwe (Agencia Fides) - La oposición en Malawi se ha pronunciado esta tarde (21 de septiembre), tres días de "ciudad muerta" en todo el país, invitando a la gente a quedarse en casa y no ir a trabajar. La iniciativa fue tomada porque las autoridades policiales no han dado permiso para la manifestación de protesta nacional, la cual estaba programada para hoy, a pesar de la aprobación de la Corte Suprema de Justicia. El evento en un principio se preveía para 17 de agosto, pero se pospuso luego como un gesto de buena voluntad con la esperanza de que el presidente Bingu wa Mutharika respondiera a las demandas de la oposición (ver Fides 17/8/2011; 18/ 8/ 2011). Malawi, de hecho, desde hace mucho tiempo está viviendo una profunda crisis política (por el estrechamiento progresivo de las libertades civiles y la corrupción generalizada) y económica (debido a la decisión del presidente de rechazar la ayuda extranjera).
La Iglesia Católica se encuentra bajo la mira del régimen. "Característico de este período es el ataque a las iglesias que el Presidente ve como enemigos de su gobierno" lo cuenta a la Agencia Fides el padre Piergiorgio Gamba, misionero Monfortiano que trabaja en Malawi desde hace más de 30 años. "Para la Iglesia Católica es un momento difícil, pero también de mucha libertad. Cuando el Presidente de la Conferencia Episcopal de Malawi, monseñor Joseph Mkasa Zuza, Obispo de la Diócesis de Mzuzu en el norte de Malawi (de donde procedían 11 de las 19 personas asesinadas por la policía en julio), en un discurso público frente al presidente, repitió varias veces que el que cree ser perfecto y no necesitar consejos, es un perfecto estúpido, comenzó la separación total de la Presidencia (ver Fides 18/8/2011). Mientras, para los obispos, el discurso era general y no tenía intención de atacar el modo en el que se conduce el país, pero el Presidente lo recibió como una ofensa personal, y ahora no pierde oportunidad para atacar a las iglesias, sin ningún tipo de respeto ", dijo el misionero.
"Se trata de una verdadera campaña de difamación contra el obispo, con acusaciones muy fuertes hacia su persona y su ministerio. Mientras que la respuesta de toda la Iglesia ha sido muy clara: "Los que acusan a un obispo, acusan a la Iglesia", la Presidencia no tiene la intención de parar. La unidad de las Iglesias cristianas, en estos tiempos difíciles, es evidente tanto en los mensajes de la Comisión de Asuntos Públicos en apoyo del Obispo de Mzuzu, que dentro de la Iglesia Católica, donde los sacerdotes, religiosos, religiosas y toda la comunidad apoyan la valiente decisión de de sus obispos", dijo el padre Gamba.
La misión también informa de un episodio que explica el clima de intimidación en el que vive el país. "Ha llegado a todos los rincones del país la noticia de que Ernest Mahwayo, periodista Montfort Media, fue detenida por tomar fotografías de la casa multimillonaria que ell Presidente se está construyendo en su finca llamada Ndata Farm. Se necesitaron dos días para que saliera de la carcel de la policía de Limbe, una las peores de la historia en el país. Se ha necesitado un día para decirle al juez que Ernest, que estaba visitando las aldeas para recoger información sobre la pobreza y la injusticia, había fotografiado la casa en construcción, con más de 50 habitaciones y un depósito de agua tan grande que sería posible cubrir las necesidades de agua de toda la población local. ¿Son pequeñas historias?. No parece si prestamos atención a toda la estructura de la policía que se ha movido y como la forma en la acusación estuvo representada por el magistrado con el cargo más alto de toda la región oriental", concluye el misionero. (L.M.) (Agencia Fides 21/09/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network