http://www.fides.org

Asia

2011-05-17

ASIA/JAPÓN - Ha concluido la visita del Card. Sarah a las zonas del terremoto, "un gran estímulo para la Iglesia y para el país"

Tokio (Agencia Fides) – El balance de la visita del Card Robert Sarah, Presidente del Consejo Pontificio "Cor Unum", en Japón, que concluye hoy es muy positivo. Como ha explicado a la Agencia Fides, el Nuncio Apostólico, Su Exc. Mons. Alberto Bottari de Castello, "su presencia ha sido amigable y fraterna, capaz de inspirar un gran valor y de ofrecer una ayuda espiritual preciosa, así como material, a la Iglesia y a toda la nación”. La visita ha sido difundida por los medios de comunicación nipones y la opinión pública, subraya el Nuncio, “ha agradecido mucho este gesto de solidaridad y cercanía, una clara expresión de la voluntad del Santo Padre". "Eso es lo que los japoneses necesitan ahora, en esta etapa de reconstrucción y de difícil recuperación, tras el terremoto y el tsunami", señala Mons. Bottari de Castello.
El Card, Sarah, en sus discursos pronunciados en varias ocasiones, ha destacado varias veces que su visita era "una expresión de la paternidad y el amor del Santo Padre" y la gente ha acogido este mensaje muy bien. El Cardenalha estado primero en la diócesis de Saitama, donde se ha reunido con el Obispo local y ha participado en un momento de oración a orillas del mar, depositando flores por las víctimas del tsunami. Luego, el domingo, 15 de mayo ha celebrado la Misa en la Diócesis de Sendai, la más afectada: ha sido una celebración muy emotiva, ya que ha contado con la presencia de algunos supervivientes del terremoto y del tsunami, que han perdido a sus familiares directos: el Cardenal Sarah les ha expresado su cercanía y conforto, orando por ellos y bendiciéndoles.
El Presidente de Cor Unum ha visitado las zonas afectadas señalando "la magnitud de la devastación”, pero también los diversos centros establecidos por Cáritas Japón en Sendai: aquí, a través de la generosa labor de los voluntarios, se presta asistencia a los refugiados y a las víctimas, con la esperanza de ayudarles a regresar a su vida normal. También ha sido muy significativa la celebración en el barco en la bahía de Matsushima, en presencia de líderes religiosos budistas y de las autoridades civiles, para conmemorar a las víctimas, con el lanzamiento de flores al mar. Por último, la visita ha representado un momento de unidad, participación solidaria y afecto para toda la Iglesia japonesa: el Card. Sarah ha participado en Tokio, a un encuentro fraternal con los Obispos nipones que le han dado las gracias por su presencia y por la atención que ha mostrado el Santo Padre. (PA) (Agencia Fides 17/5/2011)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network