EUROPA/ALEMANIA - “ Eucaristía fermento de comunión entre los pueblos ”

jueves, 7 octubre 2010

Stuttgart (Agencia Fides) - La „Scalabrini-Fest de los frutos“, que se realiza año con año en el Centro de Espiritualidad de los Misioneros Scalabrinianos en Stuttgart, en colaboración con la Misioneras Scalabrinianas, ofreció este año una reflexión sobre un aspecto fundamental en la Espiritualidad del Beato Juan Bautista Scalabrini (1838-1905), Obispo de Picenza y “padre y apostol de los migrantes”: la centralidad de la Eucaristía, que es de donde la Iglesia recibe el amor universal de Cristo, muerto y risucitado por todos los hombres, sin distinción de etnia, cultura y religión.
El encuentro tuvo lugar del 1 al 3 de octubre de 2010, con la participación de 260 personas de diferentes edades y de 27 nacionalidades. El foro que se realizó durante la Fiesta, con el título “Eucaristía fermento de comunión entre los pueblos”, se propuso subrayar el vínculo estrecho que une el participar de los fieles en la celebración eucarística con la transformación de las relaciones personales y comunitarias según la lógica del Pan partido, de la vida de Jesús que se dona totalmente en un servicio de amor por los hermanos y es el cimiento de la comunión entre las innumerables diversidades que existen en la iglesia y en la sociedad.
Presenció el foro Mons. Thomas María Renz, Obispo auxiliar de la diocesis de Rottenburg-Stuttgart, responsable de la pastoral juvenil y de los institutos de vida consacrada. En su intervención, el Obispo ha subrayado que en la celebración de la S. Misa los que comunican al cuerpo y sangre de Cristo reciben al mismo tiempo la misión de vivir en medio del mundo lo que en la Eucaristía han recibido de la vida de Dios. Es un envío eucarístico, la misión de volverse personas eucarísticas, tratando de sanar con el don del amore de Cristo las quiebras y las divisiones presentes en nuestras vidas, en las familias, en la sociedad. El P. Gabriele Bortolamai, misionero scalabriniano y director del Centro de Espiritualidad, recordó las palabras de J.B. Scalabrini: “ “La eucaristía es, en el mundo espiritual, lo que es el sol en el mundo físico” subrayando que, como el alimento es transformado en nuestro organismo, así la eucaristía nos transforma en el cuerpo y sangre de Cristo, uniéndonos al Padre y entre nosotros: miembros distintos y unidos en un solo cuerpo. El mundo espera este testimonio, como recalcaron los participantes en la Fiesta a través de las comunicaciones en grupos de intercambio, que fueron presentadas durante la S. Misa, concelebrada por el P. Gabriele Bortolamai junto con el cohermano haitiano P. Jean Elex Normil.
A partir de esta Fiesta se reanuda el itinerario de formación para jóvenes y adultos para el año 2010-2011, que verá también la celebración del 50° aniversario de las Misioneras Seculares Scalabrinianas, Instituto Secular que surgió en Solothurn (Suiza) el 25 de julio de 1961. (LD) (Agencia Fides 7/10/2010)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network