VATICANO - Las oraciones de la vida cristiana en todos los idiomas: Árabe

jueves, 4 enero 2007

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Además de formar una iglesia pequeña, los Cristianos de Tierra Santa son muchos y están divididos. Hoy somos trece Iglesias: cada una con su propia jurisdicción independiente en Jerusalén y en toda la Tierra Santa, es decir en Palestina, Israel y Jordania. Tres Patriarcas residen en Jerusalén: el Griego Ortodoxo, el Católico Latino y el Armenio. Hay también otros diez Arzobispos y Obispos: tres Ortodoxos (Sirio, Copto y Etíope), cinco Católicos (Melquita, Maronita, Sirio, Armenio, Caldeo) y dos Protestantes (Anglicano y Luterano). Para comenzar, debemos reconocer con un sentimiento de alegría y satisfacción que las relaciones entre todas estas Iglesias son calurosas y fraternales. Obispos y Patriarcas se encuentran con frecuencia para discutir cuestiones comunes. Dirigen mensajes comunes a los fieles y toman algunas decisiones juntos.
En cifras, los Cristianos son más o menos 300.000 de 15 millones de personas que viven en tres países, Palestina, Israel y Jordania. Esto equivale al 2% de la población. El conflicto Árabe-Israelita y la atmósfera política inestable que ha creado, han tenido consecuencias sobre nuestra demografía. La que era una considerable comunidad Cristiana a inicios del siglo veinte, se ha reducido por causa de los años de guerra y del éxodo injustificado y forzado durante las guerras de 1948 y 1967. Hoy los Cristianos que viven en Palestina e Israel son sólo 150.000 (1,8%). Sólo en Palestina, por ejemplo, la “West Bank” y la Franja de Gaza, incluida Jerusalén oriental, somos 45.000, menos del 2% de la población palestina, estimada alrededor de 3.700.000. En Israel, somos 110.000 de 7 millones de habitantes. En Jordania somos 150.000 de 4 millones de jordanos.
Si bien nuestro número parezca insignificante, la presencia Cristiana en la sociedad jordana y palestina es fuerte y preciosa. El mismo presidente Arafat y el rey Hussein de Jordania lo han reconocido a los más altos niveles. En su libro titulado “The Christians” (Los Cristianos), quien fuera el Príncipe Heredero Hassan rendió homenaje a la comunidad Católica Romana, la que, no obstante el número exiguo, está presente en modo fuerte y eficiente en la sociedad árabe. El fenómeno de la inmigración ha reducido a una fracción lo que era en pasado el número de Cristianos en Tierra Santa (por ejemplo en Jerusalén antes de que estalle la guerra de 1948, éramos 25.000, el 16,7% de la población, mientras ahora somos alrededor de 10.000). Con todo pocos de nosotros comparten la opinión de algunos pesimistas que dicen que la comunidad cristiana en Palestina se está extinguiendo. Tierra Santa tiene aún una comunidad cristiana palestina y jordana vibrante.
Nuestro deseo es el de obtener la paz y continuar la presencia Cristiana. El Patriarca Sabbah continúa a predicar que vivir en Tierra Santa no es una fatalidad sino más bien una vocación: por ejemplo ser testigos del Señor Resucitado en su misma tierra. ¿Qué sería de la Tierra Santa sin la presencia local cristiana? Sería un desastre no sólo para toda la Iglesia, sino también para los palestinos e israelitas. Estamos llamados a ser un puente de comprensión y reconciliación. El Evangelio de nuestro Señor nos prepara para dicha misión. Y con mayor fuerza debemos predicar todo esto a nuestros fieles. (Padre William Somali Rector del Seminario del Patriarcado latino de Jerusalén)
La Agencia Fides agradece a Su Beatitud Mons. Michel Sabbah que nos ha enviado el texto de las oraciones en árabe y la presentación del mundo cristiano en Tierra Santa. (J.M.) (Agencia Fides, 4/2/ 2007)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network