http://www.fides.org

Dossier

2006-07-29

Instrumentum mensis Iulii pro lectura Magisterii Summi Pontifici Benedicti XVI pro evangelizatione in terris missionum

El mes de julio de Benedetto XVI ha comenzado con su tercer Viaje apostólico fuera de los confines italianos, precisamente a Valencia, en España, para participar en el V Encuentro Mundial de las Familias promovido por el Consejo Pontificio para la Familia. Aquí el Santo Padre ha querido proproner de nuevo el valor que la familia basada en el sacramento delmatrimonio tiene en la sociedad civil. Aquí el Papa ha querido rezar a Dios para que ayude y sea valorada la presencia de la familia en el mundo.
El 11 de julio el Papa Benedicto XVI dejó el Vaticano y particó hacia Les Combes, en el Valle de Aosta, para un período de descanso. Desde Les Combes el Santo Padre ha seguido con particular atención y ansiedad los dramáticos acontecimientos del conflicto en Medio Oriente. El Papa Benedicto XVI ha convocado un especial Jornada de ruego y penitencia para el domingo 23 de julio por la paz en el Líbano y en todo el Medio Oriente, , y ha vuelto a recordar con fuerza los tres derechos que todos deben respetar: el derecho de los libaneses a la integridad y a la soberanía de su País, el derecho de los israelís a vivir en paz en su Estado y el derecho de los palestinos a tener a una Patria libre y soberana. El Pontífice es consciente de que la paz es un don de Dios y que es a El a quien hay que dirigirse: "Lo que podemos hacer - ha dicho Benedicto XVI el domingo 23 de julio hablando en la iglesia parroquial de Rhemes Saint-Georges -, es dar testimonio del amor, el testimonio de la fe; es sobre todo elevar un grito a Dios: ¡podemos rezar! Tengamos la certeza de que nuestro Padre escucha el grito de sus hijos."

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network