http://www.fides.org

America

2003-10-06

AMERICA/PERÚ - “EL SANTO PADRE ES EL GESTO ACOGEDOR DEL PADRE QUE RECIBE AL HIJO PRÓDIGO, ES LA FORTALEZA DEL MÁRTIR, ES LA PERSEVERANCIA DEL BUEN PASTOR”: EL CARDENAL CIPRIANI EN LA CONCLUSIÓN DEL “ROSARIO POR EL PAPA” QUE HA REUNIDO A MILES DE FIELES EN LA CAPITAL PERUANA

Lima (Agencia Fides) – Miles de fieles oraron el domingo 5 de octubre en la Plaza Mayor de Lima (Perú), con motivo de la clausura del Año del Rosario convocado por Su Santidad Juan Pablo II y el 25 aniversario de su Pontificado, ante un gigantesco Rosario de 428 metros de largo, considerado el más grande de la historia, con cuentas de 80 centímetros de diámetro, una medalla de la imagen de la Virgen de 2 metros de diámetro y una Cruz de 4 metros de alto. Contó además con la presencia de la Venerada Imagen del Señor de los Milagros de gran devoción en Perú y de Nuestra Señora de la Evangelización. El acto, que se ofreció de forma especial por el Papa Juan Pablo II, ha sido organizado por la Arquidiócesis de Lima y contó con la asistencia de comunidades parroquiales, colegios, universidades, movimientos eclesiales y hermandades de la Arquidiócesis. Después del Rosario tuvo lugar una Misa en la Catedral presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani acompañado de los Obispos Auxiliares y los sacerdotes de la arquidiócesis de Lima.
Desde las 8,00 de la mañana se inició el montaje del Rosario Gigante con la ayuda de 120 jóvenes de la parroquia de “Nuestro Señor de la Divina Misericordia” dirigidos por el P. José Haus. Al finalizar la oración se lanzaron al aires 59 globos que representaban las cuentas del Rosario.
En su homilía el Cardenal haciendo referencia a los santos que han florecido en esas tierras símbolo de su fe y pidió a los limeños el mantener esa fe y esa piedad eucarística que caracterizó a sus santos, recuperando, de forma especial, según el llamamiento del Papa, la vivencia del domingo como día del Señor: “El Santo Padre nos invita a que recuperemos el domingo, la asistencia a la misa para que ella sea el centro del domingo y el domingo sea el centro de la familia. Para que el domingo sea el día de la familia”. Recordó así mismo las dos visitas del Santo Padre a esa nación en 1958 y 1988.
Ante el próximo aniversario de Pontificado del Papa, el Cardenal anunció que acompañará al Papa en esa jornada tan especial en la Plaza de San Pedro y “voy a llevarle el cariño y el amor de este pueblo peruano”. “El Santo Padre” – continuó Mons. Cipriani - es esa mano firme del soldado de Cristo, es ese rostro amable del padre, es la segura palabra del confidente de Dios; es el gesto acogedor del padre que recibe al hijo pródigo, es la fortaleza del mártir, es la perseverancia del buen Pastor. Y me atrevería a decir: es el Cristo que desde la cruz nos entrega el último hálito de su fuerza, de su amor y de su entrega”. Y pidió a todos los presentes que apoyen al Papa “con el amor, con el cariño, con el agradecimiento, la alegría. Por él, que dirige la Iglesia con tanto amor, con tanta entrega, y que la seguirá dirigiendo por todos los años que Dios quiera, ya que el Espíritu Santo bien sabe lo que es mejor para el mundo y para la Iglesia”.
Por último destacó el próximo inicio de la Gran Misión de Lima, una iniciativa que buscará profundizar en la fe y renovar la evangelización de la capital peruana: “Se abre para la Iglesia una nueva etapa... esa gran Misión de evangelizar y de construir en cada corazón una escala de valores cristianos”. (RG) (Agencia Fides 6/10/2003 Líneas: 45 palabras: 642)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network