http://www.fides.org

Asia

2003-09-30

ASIA/CHINA - ENTRE EL MIEDO Y LAS DIFICULTADES LA COMUNIDAD CATÓLICA DE SHANDONG CELEBRA LA CANONIZACIÓN DEL PADRE JOSEPH FREINADEMETZ, MISIONERO VERBITA EN CHINA

Shandong (Agencia Fides) - La profunda fe de los católicos chinos les defiende y les ayuda en la dificultades y persecuciones. Hace un siglo, cuando la comunidad católica de la provincia china de ShanDong, en la china oriental, se vio afectada por una epidemia de tifus, la gente rezaba intensamente. El P. Joseph Freinademetz (1852-1908), que será canonizado el próximo 5 de octubre, uno de los primeros misioneros Verbitas que trabajaron en China, en particular en el área de Shangdong, organizó la asistencia de los enfermos.
Nacido en 1852 en Badia, el Padre Joseph Freinademetz fue ordenado sacerdote en 1875 y un año después entró en la Sociedad del Verbo Divino. En 1881 fue enviado a la misión confiada a los Verbitas en el sur de la provincia de Shandong. Fue reconocido como “padre fundador de la Iglesia en el sur de la provincia de Shandong”. La gente del lugar lo llamaba con su nombre chino “P. Fu Ruo Se” y lo paragonaban a Confucio el más grande sabio chino, ya que según los fieles el misionero poseía todas las virtudes morales.
Todavía hoy los católicos chinos se dirigen a el en momentos difíciles. En la primavera del 2003 la epidemia del SARS constituyo una verdadera pesadilla para los ciudadanos chinos. Provocó pánico en toda China y en el mundo porque murieron centenares de personas y también por la actitud de escasa transparencia adoptada al inicio de la epidemia por el gobierno de Pekín.
El Sr. Wang un católico del lugar explica a la Agencia Fides: “Entre las dificultades y el miedo debido a la escasa información sobre la enfermedad la comunidad católica local ha rezado intensamente por intercesión del P. Fu Ruo Se, que murió precisamente para salvar a sus fieles de la epidemia del tifus. La emergencia SARS no ha pasado pues podría presentarse de nuevo este invierno”.
En la provincia de ShanDong permaneció el misionero durante 27 años hasta su muerte. Los cristianos de Shandong están preparando numerosas iniciativas espirituales en vista de la canonización: “una novena de oración, rosarios, Misas... son el mejor modo de recordar a nuestro Santo y su vida” dice a la Agencia Fides un anciano católico. Los fieles esperan poder rezar un día ante el Santo todos juntos en libertad sin ser fichados o vigilados con desconfianza por los funcionarios del gobierno a causa de su pertenencia.
(NZ) (Agencia Fides 30/9/2003 Líneas: 33 Palabras: 418)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network