http://www.fides.org

Africa

2003-09-26

AFRICA/SUDÁN - LA CURACIÓN MILAGROSA DE LUBNA ABDEL AZIZ, MUSULMANA OBSERVANTE, ABRIÓ EL CAMINO A LA CANONIZACIÓN DE COMBONI

Jartum (Agencia Fides) – El 11 de noviembre de 1997 Lubna Abdel Aziz, de 38 años con cuatro hijos, entró en el Hospital de St. Mary de Jartum, el hospital dirigido por las Religiosas Combonianas, para someterse a una cesárea para el nacimiento de su quinto hijo. El niño nació sin complicaciones pero la madre, después de algunas horas se encontraba en peligro de muerte. Fue sometida a dos intervenciones para intentar detener una terrible hemorragia, pero desgraciadamente sin ningún resultado. Los médicos afirmaron que ya no se podía hacer nada.
Sor Bianca Benatelli, responsable del reparto de maternidad del hospital, pensó en pedir la intercesión de Mons. Daniel Comboni, el único cristiano que puede ser nombrado a una mujer musulmana practicante, gracias a la fama de santidad alcanzada al final de una vida completamente entregada por el pueblo africano. Después de haber pedido a la mujer y a su marido el permiso para poder rezar a Comboni por su curación y habiendo recibido una respuesta afirmativa, sor Bianca invitó a todas las misioneras a rezar por esta intención.
Después de una enésima operación sin éxito no quedaba ya sino esperar el final. Por el contrario la mujer recuperó la conciencia y comenzó a mejorar. Despajes de algunos días se la considera como curada y dada de alta. Dos médicos musulmanes examinaron en seguida a la mujer y su proceso se incluyó en las actas.
“Curación repentina, completa, duradera sin secuelas de ningún tipo, científicamente inexplicable” reconoció unánimemente la consulta medica en la reunión del 11 de abril del 2002. Y el 6 de septiembre del mismo años, la consulta de teólogos reconoció unánimemente la curación milagrosa de la mujer por intercesión del beato Daniel Comboni. (S.L.) (Agencia Fides 26/9/2003 Líneas: 25 Palabras: 303)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network