http://www.fides.org

Asia

2003-09-24

ASIA/LAOS - LOS FRUTOS DE LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD: VOCACIONES ENTRE LOS JÓVENES CATÓLICOS DE LAOS, ESPERANZA PARA LA PEQUEÑA IGLESIA LAOSIANA

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “La esperanza para nuestra pequeña comunidad son las jóvenes vocaciones, que podrán enriquecer a la Iglesia laosiana, Los jóvenes que han elegido la vida sacerdotal participaron en la Jornada Mundial de la Juventud de Roma del 2000 y la de Toronto en el 2002; el Señor los llamó por medio de las palabras del Santo Padre durante esa experiencia inolvidable”. Ha dicho en un coloquio con la Agencia Fides Mons. Louis-Marie Ling Mangkhanekhoum, Vicario Apostólico de Paksé en el sur de Laos.
El Obispo cuenta a la Agencia Fides como la Iglesia local, incluso viviendo en condiciones de extrema dificultad y sufrimiento, continúa su trabajo pastoral confiando en la ayuda de la Providencia.
“Somos una pequeña comunidad - dice el Obispo - con pocos católicos, cerca de 14.000 en mi Vicariato asistidos por ‘un sacerdote y medio’ como dicen con frecuencia; en el sentido que de el sacerdote soy yo y el otro es un sacerdote muy anciano, jubilado, que no puede moverse. Necesitaríamos al menos diez, pero no podemos beneficiarnos de la ayuda de los misioneros (su presencia está prohibida por el gobierno, ndr). Llegar a todos los fieles esparcido por los pueblos es muy difícil. Por ello ellos escuchan la Misa una vez al mes porque cada domingo viajo alternando mi presencia en las diversas parroquias”.
La Iglesia es muy pobre en medios y estructuras: “No tenemos escuelas ni centros sociales. Nos ayudan solo dos Congregaciones religiosas femeninas con 76 religiosas que apoyan a los párrocos sobre todo para visitar a los enfermos. Los domingos que no hay misa, las religiosas celebran la Liturgia de la Palabra”.
Los Obispos de Laos se reúnen pocas veces al año y algunos han sufrido persecuciones personalmente y también la prisión: “Esperamos poder gozar de una mayor apertura en una vida mas confortable. Estamos aislados y necesitamos de todo especialmente de formación para los catequistas (300 en todo le pías)”.
“En medio de todas estas dificultades – señala el Vicario Apostólico de Paksé – tenemos sin embargo vocaciones: en la actualidad 11 seminaristas se preparan al sacerdocio. Nuestra pequeña Iglesia tiene en ellos todas sus esperanzas. Son frutos de las Jornadas Mundiales de la Juventud en las que los jóvenes han participado, entrando en contacto con la Iglesia Universal. Dos de ellos Kadam de 25 años y Boualy de 22, participaron en las JMJ de Roma y Toronto. El Señor habló a su corazón por medio de los mensajes del Santo Padre. ¡Esperamos que puedan participar en la JMJ de Colonia en el 2005!”
En la JMJ de Roma durante el Jubileo del 2000 participaron 21 jóvenes de Laos entre 18 y 39 años, acompañados de un sacerdote y de dos religiosas, provenientes en su mayor parte de Vientiane. Sobre las JMJ dice a la Agencia Fides: “Es una inmensa gracia de Dios. Nos ha hecho comprender como viven la fe los jóvenes de otros pueblos y naciones. Vivimos en una ambiente budista, pero la religión cristiana nos da la esperanza de encontrar a Jesús después de la muerte y nos enseña a comprometernos más en favor de los otros”.
Independiente desde 1953 y gobernado por un régimen comunista desde 1975, tan solo desde 1992 ha comenzado Laos un proceso de modernización y de apertura económica de mercado y al extranjero. La Constitución de 1991 concede libertad a las religiones pero, según la interpretación restrictiva de algunos funcionarios, se debe entender “las religiones tradicionales de Laos” esto es, budismo y animismo. El cristianismo es definido por muchos como una “religión extranjera”. Una ley de 1997 regula la libertad religiosa: el budismo es la más difundida y aceptada por el gobierno.
El territorio laosiano es todavía considerado como “tierra de misión” y esta dividido en cuatro Vicariatos Apostólicos: Paksé en la parte meridional, Savannakhet y Thakhet (que forman un único Vicariato), Vientiane y la región de Luang Prabang.
En la historia de la Iglesia laosiana hay que distinguir la misión en la parte Nordeste tradicionalmente ligada al Vietnam septentrional y la parte del valle de Mekong al sur. Aquí llegaron desde Tailandia en 1895 los misioneros de las Misiones Extranjeras de París (MEP) estableciéndose en un pequeño pueblo que se encuentra en el actual Vicariato Apostólico de Savannakhet-Thakhet. A estos les siguieron los Oblatos de María Inmaculada (OMI) franceses e italianos en la región de Luang Prabang. Después de 1975 con la llegada del régimen comunista los sacerdotes extranjeros debieron abandonar el país. Continua siendo muy difícil definir el número de católicos dado que desde 1975 no se realiza un censo. Según algunas estimaciones de los Obispos locales los fieles son cerca de 40.000 sobre una ppobalción de 5,5 millones de personas.
(PA) (Agencia Fides 24/9/2003 Líneas: 62 palabras: 805)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network