http://www.fides.org

Dossier

2005-12-03

Instrumentum mensis Novembris pro lectura Magisterii Summi Pontifici Benedicti XVI, pro evangelizatione in terris missionum

Entre las intervenciones más significativas del Santo Padre Benedicto XVI en el mes de noviembre, cabe destacar la pronunciada el 25 de noviembre en la inauguración del año Académico de la universidad Católica del Sagrado Corazón. Ante los estudiantes, docentes y dirigentes de la universidad, el Papa Benedicto XVI recordó la encíclica "Humanae Vitae" de Pablo VI y exhortó a todos los investigadores de los centros de fertilidad católicos a continuar sus actividades científicas según las orientaciones del Magisterio. “Me complace afirmar - dijo el Santo Padre - que estoy muy interesado en el instituto Científico Internacional Pablo VI de investigación sobre la fertilidad e infertilidad humana para una procreación responsable. Por sus finalidades institucionales se presenta como ejemplo elocuente de la síntesis entre verdad y amor que constituye el centro vital de la cultura católica". El Papa también deseó que toda iniciativa científica "dirigida a regular la fertilidad y el infertilidad" pueda siempre encontrar el necesario sostén a la luz de la fe. "El gran desafío de las Universidades católicas - continuaba el Papa Benedicto - es hacer ciencia en el horizonte de una racionalidad muy distinta de la que en la actualidad está tan ampliamente difundida, según una razón abierta a la trascendencia, a Dios". En otras palabras "conjugar fe y ciencia" es "una aventura entusiasmante" porque "moviéndose dentro de este horizonte de sentido, se descubre la intrínseca unidad que une las diversas ramas del saber: la teología, la filosofía, la medicina, la economía, toda disciplina, hasta las tecnologías más especializadas, porque todo está conectado". Citando la Constitución Apostólica "Ex Corde Ecclesiae" de Juan Pablo II, el Papa Benedicto XVI ha subrayado: "El hecho de ser "católica" no supone nada negativo para la universidad, antes al contrario, la valoriza al máximo. En efecto, si la misión fundamental de toda Universidad es la continua búsqueda de la verdad a través de la investigación, la conservación y comunicación del saber por el bien de la sociedad, una comunidad académica católica se distingue por la fidelidad al mensaje cristiano tal como es presentado por la Iglesia y por el compromiso institucional al servicio del pueblo de Dios."

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network