http://www.fides.org

Africa

2003-09-10

AFRICA/LIBERIA - UNA PARTE DE LOS 750.000 REFUGIADOS DE MONROVIA COMIENZAN A VOLVER A SUS POBLADOS DE ORIGEN

Monrovia (Agencia Fides) – “La situación de Monrovia se está normalizando de día en día” dice a la Agencia Fides el P. Mauro Armanini, misionero de la SMA que trabaja desde hace años en Monrovia, capital de Liberia. “En la ciudad se está restableciendo un mínimo de condiciones de seguridad con la presencia de las tropas de paz africanas (Ecomil). Gracias al retorno de una relativa seguridad, las organizaciones humanitarias internacionales han vuelto a distribuir alimentos y medicinas entre la población civil” dice el misionero.
“El fin de los combates en los alrededores de la capital ha animado además a diversos refugiados a volver a sus poblados y a los campos de refugiados limítrofes que habían abandonado hace un año. Desgraciadamente es un desarrollo que afecta sólo al área de Monrovia y no al resto del país” afirma el P. Mauro. “La vuelta a los lugares de origen por parte de los refugiados es de todas formas un hecho positivo porque Monrovia había llegado al límite de la supervivencia física. De hecho en un año la ciudad había pasado de 350.000 a un millón y medio de habitantes”.
En diversas zonas de Liberia existen todavía enfrentamientos entre el ejercito gubernativo y los rebeldes. La fuerza de paz africana comenzó a desplegarse fuera de la capital. Un contingente del Ecomil llegó a la ciudad de Kakata (a cerca de 50 Km. al noroeste de Monrovia) que en días pasados era el centro de duros enfrentamientos entre el ejercito y los rebeldes del LURD (Liberianos Unidos por la Reconciliación y la Democracia), el principal grupo de guerrilla del país. Los combates habían puesto en serio peligro a cerca de 80.000 refugiados que se encontraban en 4 campos de refugiados de la zona.
“El despliegue de tropas de la fuerza de paz fuera de Monrovia es un paso importante” dice el P. Mauro. “En el resto de Liberia, de hecho, la emergencia humanitaria es más dramática porque las organizaciones humanitarias encuentran enormes dificultades para enviar ayudas en zonas inseguras. Esperemos que la fuerza de paz consiga alcanzar rápidamente el fin de los combates para permitir el ayudar a la población extenuada por años de guerra”, concretamente desde 1999 en que estalló la guerra civil en Liberia entre los rebeldes y las fuerzas del Presidente Charles Taylor. Gracias a la mediación internacional, en agosto de este año Taylor aceptó dejar el país, permitiendo el envío de la fuerza de paz internacional y la puesta en marcha de un gobierno de unidad nacional.
A lo largo de estos años de guerra también la Iglesia se ha visto obligada a reducir su presencia pero las cosas están cambiando. “En Monrovia las parroquias están retomando sus actividades” dice el P. Mauro. “Muchas estructuras eclesiales fueron saqueadas pero no destruidas a diferencia de otras diócesis liberianas donde las parroquias y misiones han sido completamente quemadas” (L.M.) (agencia Fides 10/9/2003 Líneas: 38 Palabras:493)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network