ASIA/BANGLADESH - Un obispo: el coronavirus nos enseña una lección de unidad y bien común

martes, 12 mayo 2020 derechos humanos   dignidad humana   solidaridad   política   minorías religiosas   unidad  

Dhaka (Agencia Fides) - En la pandemia de Covid 19, la enfermedad que ha atacado a la humanidad, a pesar del sufrimiento, se pueden vislumbrar algunos aspectos positivos: en una carta pastoral enviada a los fieles de su diócesis y recibida por la Agencia Fides, Mons. Gervas Rozario, obispo de la diócesis de Rajshahi, recuerdo algunos de ellos. En primer lugar, en el confinamiento forzado en el hogar, se tiene "tiempo para dedicar a los miembros de la propia familia, pasar tiempo de calidad con ellos", señala. Además, el virus "no hace diferencia entre quien es rico o necesitado", por lo que "las personas ricas y poderosas aprenden a valorar a las personas necesitadas como seres humanos" y enseñan a no vivir por separado, sino a "estar unidos", señala el Obispo, quien también es vicepresidente de la Conferencia Episcopal Católica de Bangladesh (CBCB).
El obispo Gervas agrega: “En esta crisis, podemos sentir lo frágiles que somos, todos somos mortales. Si tratamos mal a la naturaleza por nuestro propio interés, la naturaleza reacciona con nosotros negativamente. El coronavirus es una reacción de la naturaleza, no debería sorprendernos", agrega. Y como cuidamos la higiene personal y "nos lavamos las manos con frecuencia", señala "de la misma manera, debemos cuidar nuestra alma para mantenerla pura y limpia". En la era permeada por las conquistas de la tecnología - señala el texto -, "no debemos olvidar a Dios: durante la crisis de COVID-19, debemos volver a Dios". “Todos somos iguales porque solo un Dios nos creó. Nos dio la misma dignidad. Siempre debemos pensar en el bien común: el coronavirus nos lo recuerda", explica el obispo. Y agrega: "Cada uno de nosotros depende de los demás. Este tiempo de pandemia nos anima a hacer algo por los necesitados".
Y si incluso "los que son poderosos a nivel político, económico, social y religioso se ven afectados por el coronavirus, esto nos enseña que no podemos salvarnos solo con nuestro propio poder, por lo tanto, todos debemos valorar a los demás". La carta concluye afirmando que "esta crisis solo puede superarse uniendo fuerzas: el Covid-19 nos da la oportunidad de estar unidos, para que podamos superar este desafío". (FC-PA) (Agencia Fides 12/5/2020)


Compartir:
derechos humanos


dignidad humana


solidaridad


política


minorías religiosas


unidad