ASIA/INDIA -Ante la emergencia de Covid-19, la Iglesia abre refugios para migrantes y desplazados internos

martes, 7 abril 2020 derechos humanos   solidaridad   acogida   coronavirus   desplazados   migrantes  

Ranchi (Agencia Fides) - Ranchi (Agencia Fides) - La Iglesia Católica de Ranchi, en Jharkhand, estado de India oriental, ha abierto el primer refugio para trabajadores migrantes y sus familias bloqueadas en el distrito de Muri, en la frontera con Bengala Occidental. Y otras 13 estructuras están listas para recibir a otras familias. La medida pretende ayudar a los pobres, los migrantes y los trabajadores que, debido al bloqueo de la nación impuesto para contener la pandemia de coronavirus, trataron de regresar a su estado de origen, pero con frecuencia no han podido llegar, convirtiéndose temporalmente en "desplazados internos".
Se trata de migrantes, jornaleros, trabajadores domésticos, vendedores ambulantes, conductores de rickshaw, personal de limpieza y trabajadores no calificados que viven por debajo del umbral de la pobreza. Trabajan en varios sectores formales e informales en todo el país, y son los más afectados por el cierre de fábricas, empresas e instituciones. Según las estimaciones del gobierno indio, 450 millones de personas de los 1.3 billones de ciudadanos indios son "migrantes internos" que se han mudado o transferido dentro de la vasta Federación India, en busca de trabajo. La mayoría proviene de Uttar Pradesh y los estados orientales de Bihar, Jharkhand, Bengala Occidental, Orissa, Jharkhand y Assam. Miles de ellos han tratado de llegar a sus hogares de origen a pie, ya que los autobuses estatales, los taxis y los trenes no circulan para contener la propagación del virus. Un flujo de miles de familias está parado en Jharkhand.
En tal escenario, el gobierno del estado de Jharkhand ha solicitado el apoyo a la Iglesia para ayudar a brindar hospitalidad y atención a estos migrantes, que han quedado atrapados en el estado, mientras se dirigían a otros lugares. La Iglesia Católica del estado se ha organizado para proporcionar refugio, comida y servicios básicos. "Entre las 46 personas acogidas, hay seis mujeres, un niño de 3 años, otro de un año, uno de tres meses. Una de las mujeres está embarazada", explica a Fides el padre Sushil Toppo, secretario de la archidiócesis de Ranchi. Estas personas están alojadas en el refugio organizado en el “Ursuline High School" de Muri, administrado por las religiosas ursulinas. Cada uno de los presentes es examinado previamente por las autoridades médicas para descartar la positividad del contagio de coronavirus. La casa está equipada para alojar a aproximadamente 200 personas, respetando las medidas impuestas para limitar el contagio.
El obispo auxiliar de Ranchi, Mons. Theodore Mascarenhas, junto con el Provincial de los Jesuitas, p. Joseph Marianus Kujur, y algunos sacerdotes, visitaron el refugio en la mañana del 4 de abril. Según lo informado a Fides, el obispo auxiliar elogió la colaboración entre las autoridades civiles y eclesiales y, hablando con los huéspedes, les dijo que espera que lo consideren como su hogar", asegurando que "serán tratados con amor como hermanos y hermanas". Luego confirmó que otras 13 estructuras católicas en la diócesis ya han sido preparadas por la Iglesia local y esperan acoger a otros migrantes.
La población del estado de Jharkhand es de religión hindú al 68.8%, mientras que el 14.5% se profesa de fe musulmana y el 4.3% de religión cristiana.
(SD-PA) (Agencia Fides 7/4/2020)


Compartir:
derechos humanos


solidaridad


acogida


coronavirus


desplazados


migrantes