http://www.fides.org

Asia

2003-09-09

ASIA/INDIA - UNA MISIÓN EN CHINA: EL SUEÑO DE MADRE TERESA NO HA MUERTO, DICE SOR NIRMALA, SINO QUE SE HARÁ REALIDAD.

Calcuta (Agencia Fides) – Abrir una casa de las Misioneras de la Caridad en China para aliviar los sufrimientos de los enfermos, de los pobres y de los marginados del continente asiático era el sueño de la Madre Teresa de Calcuta. Un sueño que la religiosa del Sari blanco, que se beatificará el 19 de octubre, no vio realizado durante su vida terrenal. “Pero este sueño no se ha arrinconado, y creemos que puede realizarse”, dijo el pasado 5 de septiembre, con ocasión del aniversario de la muerte de la Madre, Sor Nirmala Joshi, actual Superiora General de la Congregación de las Misioneras de la Caridad.
La prospectiva y la idea de abrir una misión en China, de acuerdo con los deseos de la fundadora, están, pues, todavía vivos, si bien las religiosas no hayan recibido, todavía, ninguna invitación por parte del gobierno de Pekín.
Sor Nirmala explicó que había acompañado a Madre Teresa en su segunda visita a China, en 1993, cuando la religiosa le manifestó, claramente, la voluntad de abrir una misión en territorio chino. “El Santo Padre desea que lo haga”, dijo Madre Teresa a la hermana.
Madre Teresa había estado ya en China en 1985, acompañada por Sor Dorothy, entonces Superiora Regional de Hong Kong, Japón, Corea del Sur y Taiwán. Un año después, ésta manifestó al Cardenal Agostino Casaroli, entonces Secretario de Estado, el deseo de iniciar la misión en China.
Sor Nirmala ha subrayado: “Las Misioneras de la Caridad han abierto, recientemente, nuevas casas en Argelia, Chad, Yibuti, Mali, Israel, Finlandia, Noruega y Nueva Zelanda; lugares en los que las religiosas cuidan de los enfermos de Sida y de los enfermos terminales, de los huérfanos, de los leprosos y de los niños abandonados. Actualmente no tenemos nuevos proyectos inminentes”, dijo la Superiora durante las ceremonias en conmemoración de la Madre. Entre oraciones y celebraciones, hubo, también una nota de color: las monjas entonaron la canción “Feliz Cumpleaños” frente a la tumba de Madre Teresa, explicando a los fieles que se encontraban reunidos allí, que su muerte significaba su “nacimiento en el cielo”.
(P.A.) (Agencia Fides 9/09/03)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network