http://www.fides.org

Africa

2003-09-09

ÁFRICA/UGANDA - PADRE GUGLIELMO MAFFEIS: EL ENÉSIMO MISIONERO AGREDIDO EN EL NORTE DE UGANDA

Kampala (Agencia Fides) – Se encuentra convaleciente el padre Guglielmo Maffeis, el misionero comboniano agredido la noche entre el sábado 6 y el domingo 7 de septiembre en la misión de Iceme, en el norte de Uganda; lo refieren a la Agencia Fides sus hermanos de la misión de Liira, la primera misión comboniana de la zona (fundada en 1933), que se encuentra a 50 km de Iceme, donde el padre Guglielmo está ingresado. “Tiene una costilla rota y diversas contusiones a causa de los golpes que le propinaron los rebeldes del Ejército de Liberación del Señor (LRA). Por lo demás, está bien, pero los médicos le han prescrito un pronóstico de 30 días”, dicen los misioneros. Según la versión del padre Guglielmo, los rebeldes le sorprendieron mientras dormía, golpeándolo varias veces. Luego depredaron la canóniga y la Iglesia, donde destruyeron los paramentos y arrancaron las puertas. “Durante el raid a Iceme, los rebeldes secuestraron a 25 personas para reclutarlos, por la fuerza, en sus filas”, continúan explicando los misioneros.
“Es la cuarta vez, en pocos años, que la misión es saqueada”, nos cuentan los misioneros combonianos. “El año pasado los rebeldes destruyeron tres automóviles de la misión, que son indispensables para nuestras actividades, teniendo que llegar hasta aldeas que distan centenares de kilómetros. Los rebeldes, de hecho, destruyen todo lo que no consiguen llevarse con ellos. Buscan, sobre todo, comida, dinero, instrumentos de radio, etc.
El padre Guglielmo es el enésimo misionero que sufre una agresión por parte de los rebeldes del LRA. En los últimos años, diversas misiones han sido atacadas, y sacerdotes y misioneros asesinados o heridos. “No se pude afirmar con seguridad que detrás de estos ataques se esconda una estrategia precisa para atacar a la Iglesia, ni tampoco estamos seguros de que se haya sido el mismo grupo el que ha cometido los mismos asaltos a la misión”, dicen los padres combonianos. Detrás de la sigla LRA, de hecho, existen muchos grupos esparcidos por el territorio de la Uganda septentrional. Es una situación absurda que dura desde hace 18 largos años. Quien paga el precio es, sobre todo, la población civil, que sufre asesinatos sin razón alguna, y contínuos secuestros y razias”.
El padre Guglielmo Maffeis, que tiene 70 años y es natural de Ponte San Pietro, en la diócesis de Bérgamo, presta servicio en Uganda desde 1962.
(L.M.) (Agencia Fides 9/09/03)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network