ASIA/SIRIA - Una investigación periodística afirma que los 2 obispos de Alepo desaparecidos en 2013 fueron martirizados, pero quedan muchas sombras

miércoles, 15 enero 2020 oriente medio   iglesias orientales   mártires    


Alepo (Agencia Fides) - Murieron como mártires, asesinados en diciembre de 2016 por la banda de milicianos que los habían mantenido como rehenes durante años. Este parece ser el destino de los dos arzobispos de Alepo, el greco ortodoxo Boulos Yazigi y el sirio ortodoxo Mar Gregorios Yohanna Ibrahim, que desaparecieron el 22 de abril de 2013 sin dejar rastro, en una zona entre la metrópoli siria y la frontera con Turquía. Así lo respalda una investigación realizada por un equipo de investigación dirigido por Mansur Salib, un investigador sirio que reside en los Estados Unidos, y difundido a través de la plataforma digital medium.com, una nueva red social conectada a Twitter.
Según afirman los autores de la investigación, quienes asesinaron a ambos fueron los militantes de Nour al-Din al-Zenki, un grupo independiente involucrado en el conflicto sirio, financiado y armado durante el conflicto por Arabia Saudita y los Estados Unidos.
La investigación recorre toda la historia, analizando detalles considerados útiles para reconstruir su dinámica. Según los autores, el 22 de abril de 2013, los dos arzobispos habían abandonado Alepo a bordo de una camioneta Toyota, conducida por el conductor Fatha 'Allah Kabboud, con la intención de negociar la liberación de dos sacerdotes, el católico armenio Michael Kayyal y el greco ortodoxo Maher Mahfouz, previamente secuestrados por grupos yihadistas anti-Assad que en aquel momento controlaban los territorios al este de la metrópoli siria. Mar Gregorios y Boulos Yazigi, vestidos con ropa de civil, habrían caído en lo que la reconstrucción presenta como una verdadera trampa, afirmando que los dos sacerdotes Kayyal y Mahfouz habían sido secuestrados solo para ser utilizados como "cebo" y poder llegar así hasta los dos arzobispos. El automóvil en el que viajaban los dos metropolitanos de Alepo fue bloqueado por el grupo de secuestradores, y el conductor Fatha 'Allah Kabboud, un católico de rito latino, padre de tres hijos, fue asesinado con un disparo en la cabeza. El secuestro no fue reivindicado por ningún grupo.
En los siguientes meses y años, los rumores y anuncios sobre una posible liberación se han ido filtrando alrededor del caso pero siempre han resultado ser noticias infundadas.
La investigación publicada ahora en medium.com sugiere la participación en el secuestro de personajes vinculados al MIT (servicio de inteligencia turco), alegando que el secuestro y la detención ocurrieron en áreas que en ese momento eran un "receptáculo para servicios secretos extranjeros", donde difícilmente podrían haber operado sin el apoyo de "terroristas comunes".
La historia de la desaparición de los dos metropolitanos ha estado marcada por informaciones falsas y engañosas, como la que se difundió pocos días después de su secuestro afirmando que habían sido liberados y se dirigían a la catedral sirio ortodoxa de Alepo, donde una multitud de cristianos se reunió para esperarlos en vano.
La reconstrucción informa de noticias que ya eran conocidas, junto con acusaciones expuestas sin pruebas objetivos, incluida la sugerencia de que George Sabra, un líder cristiano que siempre ha estado cerca de los grupos de oposición al gobierno de Damasco, también estaría involucrado en el secuestro de los dos metropolitanos. La hipótesis de que los autores del secuestro tenían como objetivo obligar a los dos metropolitanos a convertirse al Islam, para alimentar los temores y la desesperación entre las comunidades cristianas locales, también es expuesta en la investigación.
El testimonio más relevante entre los mencionados en el informe parece ser el de Yassir Muhdi, presentado como uno de los carceleros de los dos obispos, que luego fue capturado por las fuerzas sirias. "La investigación oficial" reconoce el dossier "aún no está completa, porque no ha sido posible hasta la fecha encontrar los restos mortales de los dos eclesiásticos". Entre otras cosas, la reconstrucción afirma - presentando pistas lábiles o agregando información sin evidencias objetivas-, que los dos arzobispos habrían sido torturados y que uno de ellos, en 2015, habría sido tratado en un centro de salud de Antioch, el Antakya Devlet Hastanesi, en la provincia turca de Hatay. En la sección final, la investigación afirma que los dos obispos habrían sido asesinados y enterrados en un lugar no especificado en diciembre de 2016, momento en que las áreas al este de Alepo estaban a punto de ser recuperadas por el ejército sirio.
En conclusión, la investigación publicada en medium.com puede ser útil para aclarar detalles de la dinámica del secuestro y las primeras etapas de la segregación de los dos metropolitanos, pero en muchos pasajes no parece proporcionar elementos útiles para aclarar definitivamente cuál ha sido el destino de Boulos Yazigi y Mar Gregorios Yohanna Ibrahim, arzobispos de la ciudad-mártir de Alepo. (GV) (Agencia Fides15/1/2020)


Compartir: