AMÉRICA/MÉXICO - El servicio itinerante de las Escalabrinianas en la frontera entre México y Estados Unidos denuncia que “todavía demasiadas mujeres sufren en el mundo”

viernes, 8 marzo 2019 mujeres   emigración   institutos misioneros  

Tijuana (Agencia Fides) – Con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, la Congregación de las Hermanas Misioneras de San Carlo Borromeo (escalabrinianas) ha lanzado una nueva iniciativa apostólica: el “Servicio Itinerante” establecido con la reciente reorganización de la Congregación que operará en la frontera entre México y Estados Unidos. Como explica un comunicado enviado a la Agenzia Fides, este servicio es una especie de servicio de emergencia para atender a las distintas necesidades migratorias presentes en el mundo. El objetivo es tomar parte en la gestión de emergencias migratorias allí donde se producen mostrando solidaridad, la oración y el acompañamiento a las caravanas de migrantes. El servicio operará en la frontera entre Estados Unidos y México: durante tres meses estará presente en Tijuana y Ciudad Juárez, gracias a la colaboración con Cáritas México. Después el servicio pasará a funcionar durante otros tres meses en Tapachula.

Tres religiosas encabezarán la iniciativa. Una de ellas tiene experiencia como docente con migrantes en Chicago. Otra de las religiosas tiene una amplia experiencia entre migrantes de América Latina. “Hay tres hermanas que han tenido una experiencia especial y que ahora llevarán a cabo su misión en esta frontera”, explica la Hermana Neusa de Fátima Mariano, Superiora Genera de las escalabrinianas en la nota enviado a Fides. “Nuestro compromiso está dirigido principalmente a las mujeres migrantes y menores de edad, los grupos más débiles que padecen los problemas más graves cuando deciden emigrar”, sentencia el comunicado.

Miles de migrantes están tratando de llegar a Estados Unidos desde toda América Latina, principalmente debido a la crisis venezolana, dando lugar a caravanas que proceden principalmente de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua. “Hay tantos lugares en el mundo donde las mujeres se ven obligadas a huir a causa de una continua discriminación. Todavía hay muchos lugares así y todavía hay muchas mujeres que sufren. Nuestro compromiso está sobre todo dirigido a ellas porque son una parte fundamental para el crecimiento de una comunidad”, concluye.
(SL) (Agencia Fides 8/3/2019)


Compartir: