AMÉRICA/BRASIL - La Iglesia relanza la misión de los laicos en la sociedad y en la participación ciudadana

jueves, 6 diciembre 2018 laicos   iglesias locales   evangelización   misión   animación misionera   política   sociedad civil  

Brasilia (Agencia Fides) - El Año Nacional de los Laicos "ha sido un tiempo de gracia dedicado a profundizar la vocación, la identidad y la misión laical no sólo entre y para los laicos, sino junto con toda la Iglesia", y continuará con una formación más capilar y profunda, para que los laicos sean protagonistas activos en la evangelización y en la construcción de una convivencia más humana, justa y fraterna, conscientes de su ser "sujetos eclesiales y sociales". Con estas palabras, Marilza Lopes Schuina, presidenta del Consejo Nacional de Laicos de Brasil (CNLB), explicó a la Agencia Fides lo que la Iglesia en Brasil experimenó durante el año que terminó en la solemnidad de Cristo Rey (ver Fides 11/11/2017 y 26/10/2017).

A nivel regional, diocesano y parroquial se reflexionó sobre el papel de los laicos y se crearon nuevos consejos laicales en las diócesis y parroquias donde aún no estaban activos, con la propuesta de involucrarse en la vida de la ciudad y en la gestión pública. El presidente del CNLB admitió que "el protagonismo de los laicos se ve más que nada en los servicios pastorales dentro de la vida eclesial, donde no siempre son reconocidos y tienen, de hecho, poca implicación en los espacios de toma de decisiones". Según Schuina, es necesaria "una mayor participación en los consejos pastorales y económicos, en las asambleas y en las iniciativas de la Iglesia que están saliendo, ámbitos en los que los laicos pueden hacer grandes aportaciones".

"El laico es un sujeto eclesial y social, que no debe actuar sólo ad intra. Su misión es clara: ser una presencia profética, sacerdotal y real activa en el tejido social; y tiene un potencial enorme, porque el laico es la Iglesia en los ámbitos de la sociedad a los que no llega el clero", sostuvo Lopes Schuina.

En este sentido, en el ‘Año del Laicado’ se hicieron avances en la comprensión de la misión de los laicos. "En todo lo que se ha hecho ha habido la intención de no limitarnos al aspecto festivo, sino de pasar de la reflexión a la acción", añadió la presidenta del CNLB.
Entre las iniciativas más importantes de este Año, se encuentra la apertura de 29 nuevas escuelas de "Fe y Política", además de las ya existentes 80, en las que se estudia la Doctrina Social de la Iglesia y su aplicación en el trabajo de los laicos, quienes fueron instados a formar parte de comités de barrio, cooperativas, sindicatos, asociaciones, consejos de educación y salud, partidos políticos... "El Papa insiste mucho en la inclusión en estas áreas", subrayó, recordando que la política es uno de los campos más urgentes. "Para que los laicos que están todavía demasiado cerrados en la vida eclesial puedan actuar proféticamente en la sociedad, se necesita una mayor conciencia crítica de su ser cristianos llamados a dar prioridad al Evangelio y a la defensa de la vida en todos los sentidos", destacó Lopes Schuina.
Todavía hay muchos que "se sienten a gusto yendo a misa y haciendo caridad. Pero la llamada del laico es una llamada, que es más que una invitación. Para evitar la esterilidad de la vocación laical, la invitación es a abrirse al otro, lo que significa abrirse a Dios, camino de realización y de felicidad personal. Entonces, en la acción, el espíritu se manifiesta. En la respuesta a la convocatoria, la gracia actúa, concluyó Schuina.
(SM) (Agencia Fides 6/12/2018)


Compartir: