ASIA/CHINA - Peregrinación de los misioneros de Scheut para recordar los 150 años de la muerte del padre Verbist y para continuar con su misión en China

viernes, 22 junio 2018 institutos misioneros   misión   evangelización  

Pekín (Agencia Fides) - Conocer la Iglesia en China, que nunca ha olvidado al padre Theophiel Verbist (1823 - 1868), y forjar nuevas relaciones de colaboración misionera, recordar el 150 ° aniversario de la muerte del mismo Padre Verbist, su fundador, y volver a poner en marcha la nueva misión de la evangelización en China. Con este objetivo representantes de los misioneros de la Congregación del Corazón Inmaculado de María, CICM (más conocida como “misioneros de Scheut”) peregrinaron a la República Popular de China. La peregrinación, dirigida por el superior general, el padre Charles Phukuta, se llevó a cabo del 2 de junio al 8, estuvo organizada por la Fundación Fernando Verbiest y abarcó cuatro de las diócesis donde los miembros de la Congregación Scheut llevaron a cabo su misión evangelizadora en el pasado.

La Congregación de Scheut continúa apoyando la vida espiritual de las comunidades católicas diseminadas en esas diócesis. Los misioneros de Scheut que participaron en la peregrinación, -a la que también acudieron algunos religiosos claretianos-, estuvieron acompañados por los sacerdotes y fieles de la comunidad local, con los que compartieron la intención de seguir los pasos del padre Verbist, encontrando consuelo e inspiración en su espiritualidad esencialmente mariana. Los participantes en el viaje-peregrinación también rindieron homenaje al jesuita Matteo Ricci en Pekín concelebrando algunas misas y dejando, como signo de comunión a las comunidades locales, una serie de reliquias como ha sucedido, por ejemplo, en la diócesis de Wu Meng (hoy diócesis de Ji Ning), en el interior de Mongolia, que alguna vez fue una de las “fortalezas” de la presencia misionera de Scheut. “Debemos salvaguardar y nutrir nuestra unidad en la única fe”, aseguró el padre Phukuta en sus homilías, recordando repetidamente el “parentesco entre la Congregación y China” y prometiendo el máximo compromiso para perpetuar esta amistad de muchos años. También la espiritualidad de la caridad propia del padre Verbist fue recordada por su actualidad por el superior general de Scheut, con el deseo de que siempre pueda ser un regalo y un modelo en el crecimiento de la vida eclesial en China.

El padre Theophiel Verbist fundó la Congregación del Corazón Inmaculado de María en 1862 en Anderlecht (Bélgica), con la vocación de contribuir a la misión de proclamar el Evangelio en la misión de evangelización en China y en los países del Lejano Oriente. Llegó a China en 1865 junto con otros hermanos. Murió en Lao Hu Gou (provincia de He Bei) el 23 de febrero de 1868, a la edad de 44 años. Desde 1865, 250 misioneros de Scheut han muerto y han sido enterrados en China después de haber dedicado sus vidas a hacer presente a Jesucristo entre el pueblo chino. Hoy los misioneros CICM continúan su trabajo misionero en China, Mongolia, Filipinas y en varios países africanos.
(NZ) (Agencia Fides 22/06/2018)


Compartir: