ASIA/AFGANISTÁN - Un Barnabita: “Construir la paz con obras concretas”

jueves, 5 abril 2018 derechos humanos   paz   libertad religiosa   educación   política   justicia   sociedad civil   escuela   obras sociales   democracia   talibanes   islam  

Cremona oggi

El padre Moretti en Afganistán

Kabul (Agencia Fides) - “Los signos positivos en Afganistán en el primer trimestre de 2018 están lejos de indicar que la guerra terminará, pero se siguen dando pasos hacia la esperanza. Solo debemos tener una mirada confiada y, sobre todo, rezar, porque el autor de la paz es uno, Dios”. Así lo indica a la Agencia Fides el padre Barnabita, Giuseppe Moretti, -misionero en la República Islámica de Afganistán de 1990 a 2015-, refiriéndose a los acontecimientos que han afectado al país asiático en conflicto desde hace casi cuarenta años.

El pasado 27 de marzo, en Tashkent, tuvo lugar el último de los pasos del proceso de paz iniciado a principios de año. La capital de Uzbekistán acogió un encuentro de alto nivel de la Conferencia Internacional sobre Afganistán con el tema, “Proceso de paz, la cooperación en materia de seguridad e interacción regional”. Se llevó a cabo a partir de la iniciativa del presidente Shavkat Mirziyoyev quien aseguró que “hay mucha atención puesta en Afganistán desde principios de 2018”. El 8 de enero, ante el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, el Papa indicó que Afganistán se encuentra entre las naciones más necesitadas de paz. En febrero, tuvo lugar en Kabul la cumbre de defensa de la región de Asia Central con la participación de Estados Unidos y la OTAN. Y en el mismo mes, el presidente Ghani aseguró que la paz no se puede lograr sin un acuerdo con los talibanes”, explica el Barnabita.

Incluso desde la ONU llegan señales importantes: “En su último informe, el enviado especial de la ONU a Afganistán, Tadamichi Yamamoto, invita a los talibanes a responder a la oferta de diálogo propuesta por el gobierno afgano y a abandonar su deseo de tratar Estados Unidos y hacerlo con las autoridades de Kabul. Por desgracia, esta invitación ha sido ignorada, como demuestran las constantes operaciones de sus milicias”, asegura el padre Moretti, en referencia a los constantes ataques desde enero. El último se produojo el 21 de marzo en un santuario chií en el oeste de Kabul, causando 26 muertos y 18 heridos.

“Esperemos que las palabras den paso a los hechos, aunque lleve tiempo, firmeza y valor. Por otro lado, la apertura del presidente Ashraf Ghani al movimiento talibán se ha producido en claros términos: cualquier decisión deberá garantizar los derechos y deberes constitucionales de todos los ciudadanos y, en concreto, proteger los de las mujeres”, señala el Barnabita.

En Uzbekistán, los representantes de los 24 países presentes en la Conferencia firmaron la “Declaración de Tashkent”, prometiendo ser promotores de iniciativas concretas, como la realización de grandes obras en Afganistán. “Estoy convencido de que si quieres la paz, se debe construir. Se puede hacer edificando escuelas, hospitales, casas, calles, creando oportunidades de trabajo. En definitiva, con todo aquello que es la base de una realidad democrática, permitiendo a las personas dejar de escuchar el ruido de las armas y escuchar el sonido de las excavadoras y las grúas que hacen nuevas infraestructuras”, pide el padre Giuseppe Moretti. Durante sus 25 años de misión en Kabul, el Barnabita creó la “Escuela de Paz Tangi Kalai”, un instituto cuyo objetivo es enseñar a los niños los conceptos de paz y hospitalidad. Hoy en día, la escuela alberga a 3.000 estudiantes, educados según los programas estatales con maestros elegidos por el gobierno.
(LF) (Agencia Fides 05/05/2018)


Compartir:
derechos humanos


paz


libertad religiosa


educación


política


justicia


sociedad civil


escuela


obras sociales


democracia


islam