ASIA/PAKISTÁN - Los católicos: “Prohibir san Valentín viola la Constitución”

jueves, 8 febrero 2018 derechos humanos   minorías religiosas   libertad religiosa   cristianismo   islam   islam político   política  

Upi

Faisalabad (Agencia Fides) – “Prohibir cualquier referencia al Día de San Valentín en lugares públicos y en los medios es una violación del Artículo 28 de la Constitución de Pakistán y limita los derechos humanos fundamentales”: así lo dice en una nota enviada a la Agencia Fides la “Pakistan Minorities Teachers' Association” (PMTA), condenando la notificación emitida el 7 de febrero por la autoridad gubernamental que regula los medios de comunicación de Pakistán, según la cual no es posible transmitir en los medios ninguna referencia a la fiesta de San Valentín. La notificación se ha producido después de que el Tribunal Supremo de Pakistán confirmase la orden restrictiva que ya fue emitida hace un año, tras la apelación de un ciudadano musulmán, que consideraba las celebraciones de tal festividad “contrarias a la doctrina islámica”.
Anjum James Paul, presidente de la PMTA, comunica a la Agencia Fides: “La situación está empeorando y Pakistán está perdiendo el pluralismo y la diversidad. El espacio social para las minorías religiosas se está reduciendo cada vez más. Los grupos conservadores islámicos creen que San Valentín es una fiesta que no es compatible con el Islam y, por lo tanto, no debe celebrarse. Esto también podría suceder con otras celebraciones. De hecho, las minorías religiosas paquistaníes se ven obligadas a vivir según el artículo 31 de la Constitución de Pakistán, que habla del estilo de vida islámico. Esta es la razón por la cual el número de minorías religiosas ha disminuido en el país: en 1947 eran el 23% y ahora son menos del 5%”.
Según Anjum James Paul, si el marco social, económico, político y religioso de las minorías religiosas en Pakistán (especialmente los cristianos y los hindúes) no mejora, muchos continuarán a marcharse, obligados a buscar fortuna en el extranjero o emigrar. El gobierno paquistaní, señala el presidente de la PMTA, debe garantizar la igualdad de libertad para todos, proteger los derechos de las minorías, promover su inclusión en el tejido social nacional, persiguiendo que la armonía religiosa sea cada vez mayor. (PA) (Agencia Fides 8/2/2018)


Compartir: