ÁFRICA/EGIPTO - El Parlamento egipcio rechaza el memorándum de la resolución de los Estados Unidos sobre la discriminación contra los coptos

martes, 23 enero 2018 iglesias orientales   oriente medio   discriminación   islam   geopolítica   hermanos musulmanes   islam político  

CoptsUnited

El Parlamento egipcio rechaza el memorándum de la resolución de los Estados Unidos sobre la discriminación contra los coptos

El Cairo (Agencia Fides) – La Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento egipcio redactó una respuesta al memorándum adjunto al proyecto de resolución sobre la alarma “por los ataques contra los cristianos coptos en Egipto”, presentada el pasado 21 de diciembre a la discusión del Congreso de los Estados Unidos por seis parlamentarios estadounidenses. El lunes 22 de enero, el jefe del comité parlamentario egipcio, Tarek Radwan, anunció que el documento de seis páginas será enviado al Congreso de los Estados Unidos para refutar las declaraciones contenidas en el memorándum de los Estados Unidos, que apunta a acreditar la existencia de una discriminación sistemática de los coptos en Egipto llevada a cabo por el presidente Abdel Fattah al Sisi. El documento preparado por la Comisión parlamentaria egipcia – como informa la prensa nacional - tiene como objetivo documentar la convergencia de musulmanes y coptos en la "revolución" del 25 de enero de 2011, que condujo a la caída del régimen de Hosni Mubarak. La responsabilidad de los conflictos sectarios que siguieron a ese pasaje histórico – está escrito en el texto redactado por la Comisión egipcia - debe atribuirse en su totalidad a los Hermanos Musulmanes, que llegaron al poder democráticamente en 2012 y cuyo gobierno, liderado por Mohamed Morsi, fue derrocado en junio de 2013, después de las manifestaciones de protesta apoyadas por decenas de millones de egipcios, cristianos y musulmanes. La revolución del 30 de junio de 2013 – se lee en el texto – representó una reacción al intento de convertir Egipto en un estado sectario, pero después de este giro, la ira de los grupos extremistas se desató más ferozmente contra los cristianos coptos, lo que hizo registrar un aumento impresionante de la violencia sectaria e incluso las masacres de cristianos coptos perpetradas por bandas yihadistas. Tras la caída del régimen de los Hermanos Musulmanes -insiste el texto preparado por la Comisión Parlamentaria Egipcia-, el gobierno egipcio, bajo la dirección del Presidente al Sisi, se propuso reafirmar todos los derechos de ciudadanía para todos los egipcios, poniendo fin a la violencia y la discriminación contra los coptos. El ejército egipcio – está escrito entre otras cosas en el documento - "emprendió la reconstrucción y renovación de hasta 83 iglesias en todo Egipto", mientras que el artículo 244 de la nueva Constitución "ayudó a los cristianos a ganar 39 escaños en el parlamento por primera vez" , y se aprobó una ley en agosto de 2016 para facilitar la construcción de nuevas iglesias. Además, pronto se discutirá una ley preparada por la Comisión contra la Discriminación para garantizar que ninguna minoría religiosa en Egipto sea discriminada o penalizada en la distribución de cargos públicos. La respuesta de la Comisión Parlamentaria Egipcia también incluye una frase pronunciada por el Patriarca copto Tawadros II ("Es mejor tener una patria sin iglesias que tener iglesias sin patria") para dar fe de cómo los coptos afirman en todo momento su fisonomía de Iglesia autóctona y de componente constitutivo de la nación egipcia.
El proyecto de resolución sobre la alarma “por los ataques contra los cristianos coptos en Egipto”, presentado ante el Congreso de los Estados Unidos por seis parlamentarios estadounidenses el 21 de diciembre, ya había provocado controversia en Egipto, incluso por parte de parlamentarios egipcios de fe copta (véase Fides 28/12/2017). En el texto de ese proyecto de resolución parlamentaria, después de una breve descripción de los eventos y acontecimientos concernientes a las comunidades cristianas en Egipto, se pedía al Congreso recordar al gobierno egipcio el “llevar a cabo reformas serias y legítimas para garantizar a los cristianos coptos los mismos derechos y mismas oportunidades que todos los demás ciudadanos egipcios”. En particular, la necesidad urgente de medidas por parte de las autoridades egipcias para reformar la educación garantizando “la enseñanza de todas las religiones” y “una reforma política que garantice los derechos humanos, las libertades fundamentales y el estado de derecho”. El egipcio Hafez Abu Saada, miembro del Consejo Nacional de Derechos Humanos, también conocido fuera de Egipto por sus campañas en defensa de los derechos de ciudadanía en su tierra natal, había dicho que la resolución de los Estados Unidos debía considerarse como un instrumento utilizado por los Estados Unidos para ejercer presión política sobre el gobierno egipcio. Según Hafez Abu Saada, en el Egipto de hoy no existe una discriminación “institucionalizada” contra los cristianos, y la persistencia de la violencia sectaria y la intimidación contra los coptos no se puede atribuir a los líderes políticos actuales.(GV) (Agencia Fides 23/1/2018).


Compartir:
iglesias orientales


oriente medio


discriminación


islam


geopolítica


hermanos musulmanes

islam político