ASIA/TIMOR ORIENTAL - Un primer ministro musulmán en una nación de mayoría católica

miércoles, 13 diciembre 2017 derechos humanos   libertad religiosa   política   sociedad civil   economía   minorías religiosas   religión  

Un primer ministro musulmán en una nación de mayoría católica

Dili (Agencia Fides) A pesar de que está pasando por una etapa política turbulenta con un gobierno recién nacido y ya con problemas -cuenta con una ajustada mayoría en el Parlamento - Amudi Mari Alkatiri Bin se ha convertido en primer ministro musulmán de un país con una amplia mayoría católica. En funciones desde septiembre de 2017, las dificultades se enfrenta en la actualidad a dificultades políticas y económicas (legislación presupuestaria, empleo juvenil, negociaciones con Australia por la explotación del petróleo) que, sin embargo, nada tienen que ver con la religión. Es este un buen síntoma de pluralismo y madurez para una nación joven (independiente desde 2002) y que tiene un 60% de la población menor de 25 años.

Segñun explica a Fides Acacio Pinto, joven investigador católico de Timor, experto en cuestiones económicas y sociales: “Timor Oriental, con aproximadamente el 97% de los católicos, es el país más católico de Asia. Sin embargo, no es un país teocrático o que tenga como religión de estado la fe católica. La Constitución reconoce la contribución de la Iglesia Católica a la autodeterminación del pueblo, pero mantiene el principio de la libertad religiosa. Por tanto, no hay ningún problema en que el primer ministro Mari Bin Amudi Alkatiri sea un musulmán del histórico Partido Revolucionario de Timor-Leste Independente (Fretilin). Este es su segundo mandato como jefe ejecutivo. El primero fue cuando Timor-Leste restableció su independencia en 2002 aunque después decidiera dimitir en 2006 debido por los disturbios políticos y militares”.

Pinto continúa: “A pesar de tener una religión diferente de la mayoría de la población, en una sociedad pluralista como Timor Oriental Alkatiri no se ha visto exento de prejuicios por parte de los principales líderes o partidos políticos. Sus capacidad de gestión, así como la reputación de ser escrupuloso con las políticas fiscales, han atraído a muchos ciudadanos, incluidos los líderes de la Iglesia Católica. El obispo Basilio do Nascimento, al frente de la diócesis de Baucau, por ejemplo, expresó su opinión favorable a que Alkatiri sea el primer ministro del país.

Tendremos que ver si el gobierno logra superar esta fase crítica ahora: “La incertidumbre política actual se debe al hecho de que su partido está teniendo problemas en el Parlamento. Veremos permanecerá o no hasta el final del año. Pero si el ejecutivo cae, no será por un factor religioso”, concluye Pinto. (PA) (Agencia Fides 13/12/2017)

cc

Un primer ministro musulmán en una nación de mayoría católica

Compartir: