ASIA/NEPAL - La ley anti-conversión está en vigor: los cristianos contribuyen a construir una sociedad “sana y pacífica”

martes, 7 noviembre 2017 misión   libertad religiosa   libertad de conciencia   minorías religiosas   derechos humanos  

Don Doll, S.J. - Magis

Bill Robbins, S.J trabajando en la obra de instrucción en Kathmandú.

Kathmandú (Agencia Fides) – “A pesar de la presencia de una 'ley anticonversión' que limita la libertad religiosa y criminaliza una conversión religiosa, los cristianos en Nepal continuarán a dar su contribución en la construcción de una sociedad sana, pacífica y armoniosa', dice a la Agencia Fides el jesuita canadiense Bill Robins, misionero en Nepal desde hace muchos años.
“El cristianismo en el sur de Asia siempre tendrá desafíos, porque siempre habrá personas que no acepten las diferencias religiosas. Las comunidades cristianas continúan profesando su fe de una manera serena y dando testimonio del Evangelio sin esconderse. No hay necesidad de esconderse o luchar”, explica. “Debemos defender el derecho humano fundamental a la libertad de culto. Y luego estamos llamados a dar el perdón gratuito, listos para ayudar a cualquier persona en problemas, amigo o enemigo, cómo podamos”, agrega.
Nepal es un país donde los cristianos son una pequeña minoría, que a veces se enfrenta a riesgos y amenazas. Muchos fieles consideran que la medida del gobierno de Nepal, que ha aprobado la nueva “ley anticonversión”, es un paso atrás, ya que limita la libertad de expresión, de conciencia y de religión. Hace unas semanas, el presidente Bidhya Devi Bhandari firmó la nueva ley, ya aprobada en el Parlamento, por lo que está oficialmente en vigor. La ley garantiza la protección constitucional al hinduismo, religión profesada por el 80% de la población.
La nueva ley no permite ninguna conversión religiosa y castiga “el ultraje al sentimiento religioso y la blasfemia”, con penas de hasta cinco años de prisión y una multa de cincuenta mil rupias (alrededor de 770 dólares).
La ley llega una década después de que la monarquía hindú declarase Nepal como un “estado secular” y dos años después de que el país adoptara una nueva constitución que en su artículo 26 establece: “Nadie puede inducir a otra persona a convertirse de una religión a otra, ni puede perturbar o comprometer la religión de otros; tales actos o actividades son punibles por la ley”.
Los cristianos en Nepal constituyen el 1,4% de una población de 29 millones de personas. (SD-PA) (Agencia Fides 7/11/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network