ÁFRICA/UGANDA - El Card. Filoni en Kampala: “Catequistas, fuerza determinante en el trabajo de evangelización”

sábado, 28 octubre 2017 filoni   iglesias locales   animación misionera   catequistas   maestros  

OPAM

Kampala (Agencia Fides) – “El papel de los catequistas en Uganda siempre ha sido y sigue siendo una fuerza determinante en el trabajo de evangelización. Sin vuestra generosa dedicación, seguramente el crecimiento de la Iglesia sería mucho menor en este país. Gracias por todo vuestro trabajo, por vuestro sacrificio y el de vuestras familias, por la dedicación para que la gente conozca a Jesucristo”. Así ha iniciado la reunión del Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, con los catequistas y profesores de la Archidiócesis de Kampala, que se han reunido en el Santuario de los Mártires de Uganda (véase Fides 26/10/2017).
El Prefecto del Dicasterio Misionero ha exhortado a que a través de la participación en la celebración del Jubileo se comprometan a “comenzar una nueva era de la Iglesia Católica en Kampala”, una iglesia según el pensamiento de Cristo, su fundador, “una Iglesia cercana a las personas, capaz de abordar eficazmente al menos algunas de los principales desafíos a los que se enfrentan la mayoría de las personas y de las sociedades en el continente africano”.
Invitando a renovar el compromiso de profundizar en la evangelización, comenzando con nuevo entusiasmo ha recordado las principales características de la misión del catequista: “Proclamen el mensaje de Cristo, participen en los esfuerzos para construir la vida comunitaria, guíen a las personas en la oración y el culto, motiven a otros a servir a sus vecinos, eduquen y formen las conciencias, etc. ... también el servicio de la caridad es parte integrante de vuestra vocación y misión”.
El Card. Filoni luego ha remarcado la importancia de la coherencia y de la autenticidad de la vida, ya que para muchas personas y comunidades, los catequistas son “los modelos inmediatos y más cercanos de la vida cristiana”. “Su forma de vida habla más fuerte de lo que ellos dices durante las celebraciones del domingo. Por esta razón, antes de predicar la Palabra, deben vivirla. Antes de hacer catequesis, hay que ser catequistas”. La autenticidad de la vida cristiana se manifiesta ante todo en la relación personal con Dios a través de la oración, la meditación de la escritura, la celebración de los sacramentos. Los catequistas casados están llamados a dar testimonio constante de los valores del matrimonio cristiano.
“Uno es catequista porque ha sido llamado a evangelizar; a dar a conocer a Cristo, a hacer que le amen y le sigan quienes aún no lo conocen y también los mismos fieles – ha continuado explicando el cardenal-. De acuerdo con el mandato misionero de nuestro Señor, el Evangelio debe ser proclamado a todas las personas, hombres y mujeres de todos los lugares y edades. Hasta el momento, esta misión en nuestros tiempos todavía está muy lejos de lo que nuestro Señor desea. Esto también se aplica a este país. Todavía hay mucha gente en Uganda que necesita escuchar la Buena Nueva”.
Por último, el Cardenal Prefecto ha recordado que los catequistas y maestros están llamados a ser promotores de unidad: “Eviten todo tipo de separación, tribalismo y sentimientos étnicos para fortalecer la unidad eclesial y nacional. Acoged a todos sin discriminación: ricos y pobres, nativos y extranjeros, católicos y no católicos. No muestren parcialidad. Enseñen a las personas a superar su desconfianza para superar el odio y el resentimiento. La discordia entre los cristianos contradice la voluntad de Cristo, crea un obstáculo y un escándalo en el mundo. Para llevar a cabo su misión lo mejor posible, la Iglesia debe ser una comunidad de personas que reconciliadas con Dios y con los demás”. (SL) (Agencia Fides 28/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network