ÁFRICA/UGANDA - El Card. Filoni: “La iglesia non necesita burócratas sino misioneros entusiastas”

viernes, 27 octubre 2017 filoni   iglesias locales   sacerdotes   religiosas   seminarios   animación misionera   formación  

J.Lukwago

Kampala (Agencia Fides) – El Cardenal Fernando Filoni, Prefecto del Dicasterio Misionero, en la segunda cita de esta mañana del 27 de octubre en Kampala, donde se encuentra para clausurar las celebraciones del Jubileo de la Archidiócesis, se ha reunido con los sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas en el Seminario Mayor Nacional de Ggaba. Su charla ha tocado tres temas principales: la renovación misionera, la comunión eclesial y la formación permanente.
“La renovación personal y eclesial es uno de los objetivos principales de cada celebración jubilar”, ha dicho el Cardenal, al tiempo que ha destacado: “Ustedes son los herederos de la gran obra de evangelización hecha por los misioneros. Hoy este trabajo está en vuestras manos”. Recordando que en Kampala el Papa Pablo VI pronunció la bien conocida exhortación “africanos, sean los misioneros de ustedes mismos”, el Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha dicho: “la Iglesia en África ya ha hecho mucho en este sentido, pero aún puede hacer más. Todavía hay mucho que hacer sobre el espíritu misionero, especialmente hacia los pueblos de África. Algunos sacerdotes estarían dispuestos a ir como misioneros en Europa o Estados Unidos, pero no estarían igualmente listos para ir de misión a lugares difíciles y necesitados en su mismo país de origen o dentro de África”.
También se requiere un verdadero espíritu misionero “en las periferias existenciales que se encuentran dentro de vuestras áreas pastorales”, ha dicho el Cardenal haciendo referencia a que “la evangelización se hace no solo entre los muros de una iglesia o de una escuela, sino también por las calles; debemos ir donde están las personas, llevar el Evangelio a las áreas olvidadas de la vida, a los 'suburbios existenciales' de nuestras parroquias y ciudades, a las carreteras y calles de este país, donde tanta gente espera experimentar la Buena Nueva y la misericordia de Dios. La Iglesia no necesita burócratas, sino misioneros entusiastas”.
Reflexionando sobre el tema de la comunión eclesial, el Prefecto del Dicasterio Misionero también ha puesto de relieve que “a nivel práctico, la comunión eclesial se expresa en el apego y la fidelidad al Romano Pontífice, centro de unidad y vínculo de comunión. universal, así como hacia el Obispo, padre y líder de la Iglesia particular. No existe un verdadero ministerio sacerdotal, excepto en la comunión con el Papa y con su obispo diocesano”. Luego ha recordado que la gente de Uganda es conocida por su sentido de respeto a la jerarquía, y “a veces es sorprendente escuchar algunos casos que son una traición total a esta cultura loable”.
Otros factores críticos son la profunda superficialidad y el espíritu mundano, que llevan a algunos sacerdotes y religiosos (hombres y mujeres) a luchar en busca de poder, prestigio, placer y seguridad económica. “Estos casos son una clara señal de que han perdido todo el sentido de la oración, y en su lugar se inventan su propio Evangelio basado en la popularidad, la gratificación inmediata, el dinero, el prestigio de tener amigos en las altas esferas, la popularidad de resistirse a las directivas y decisiones de sus propios obispos que no se ajustan a sus preferencias”.
Un último aspecto que socava la comunión eclesial está basado en los sentimientos étnicos y tribales: “Les invito a recordar, queridos sacerdotes, religiosos y religiosas, que su testimonio de vivir juntos pacíficamente, por encima de las afiliaciones étnicas y tribales, tiene una impacto enorme en su ministerio – ha amonestado el Prefecto -. La gente quiere ver como os amáis y respetáis mutuamente, quiere ver que trabajáis en equipo”.
Por último el Card. Filoni ha reiterado la importancia y lo indispensable que es la formación permanente como medio para la renovación personal, deber para todos los agentes pastorales, pero aún más para todos los sacerdotes, religiosos y religiosas, expresión de fidelidad a la propria vocación y misión, acto de amor por el pueblo de Dios: “Es importante que los fieles puedan encontrar sacerdotes, religiosos y religiosas que sean verdaderamente hombres de Dios, hombres de oración, maduros y bien formados”. (SL) (Agencia Fides 27/10/2017


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
filoni


iglesias locales


sacerdotes


religiosas


seminarios

animación misionera


formación