ASIA/PAKISTÁN - Mes misionero extraordinario: el anuncio del Evangelio hoy también es tarea del pueblo paquistaní

lunes, 23 octubre 2017 evangelización   animación misionera   misioneros   obras misionales pontificias   mes misionero extraordinario  

www.christiansinpakistan.com

Misioneros trabajando en Pakistán

Lahore (Agencia Fides) - “En Pakistán, el cristianismo llegó hace casi 150 años gracias a misioneros europeos y estadounidenses, franciscanos, dominicanos y de otras órdenes religiosas. Los misioneros han hecho mucho por nosotros, han construido iglesias y escuelas, bautizado, dispensado los sacramentos y comenzado tantas actividades pastorales, sociales y de caridad. Ellos merecen toda nuestra gratitud. Pero ahora depende de nosotros. Esto es lo que nos dice el mes misionero extraordinario proclamado por el Papa Francisco. Es nuestra responsabilidad llevar el Evangelio a Pakistán hoy”, así lo Explica a la Agencia Fides el p. Jahanzeb Iqbal, rector y párroco de la Catedral de Lahore, al comentar la carta que el Papa Francisco hizo pública ayer para celebrar el centenario de la Encíclica Maximum Illud (1919) de Benedicto XV, proclamando oficialmente un “mes misionero extraordinario” para octubre de 2019.
“Todo lo que somos hoy - explica el p. Iqbal: se lo debemos a los misioneros. Especialmente gracias a ellos hemos recibido el inestimable don de la fe. Tenemos un corazón lleno de gratitud: han dejado sus países y han dado sus vidas por nosotros. De niño veía muchos misioneros en nuestras iglesias, ahora hay muchos menos, lo que significa que la Iglesia de Pakistán ha dado pasos para ser autónoma y está creciendo por la gracia de Dios. Ahora es nuestro tiempo. El Señor nos llama, como dice el Papa Francisco, a ser auténticos discípulos y misioneros: Pakistán necesita el anuncio del Evangelio y esta es ahora tarea nuestra. Con este espíritu prepararemos y viviremos el mes misionero extraordinario. A veces somos un poco perezosos y entonces es útil recordar el ejemplo y el entusiasmo de los primeros misioneros que llegaron al sub-continente indio antes del nacimiento de la misma nación de Pakistán, y que comenzaron entre miles de dificultades, siempre confiando en el poder del Espíritu Santo”.
Entre los desafíos que vive hoy la Iglesia paquistaní, el párroco observa que “a nivel interno se pueden percibir celos que a veces condicionan las obras y a toda la comunidad y esto no es bueno para el trabajo pastoral: tenemos que mejorar este aspecto en nuestra iglesias”. Además, señala, “nuestras iglesias a menudo se encuentran en dificultades debido a la falta de fondos y recursos para llevar a cabo todo el trabajo apostólico que nos gustaría poder realizar. Nuestras familias cristianas son muy pobres y sus ofertas no son suficientes para sostener la comunidad. Todavía necesitamos ofertas del extranjero”.
Otra cuestión urgente es, “la presencia en los medios de comunicación: en esto, como comunidad católica, sufrimos el gran compromiso de las redes cristianas protestantes que, con su televisión, llegan a muchos creyentes y en ocasiones incluso engañan a los católicos”, explica el p. Iqbal.
No se puede pasar por alto la esencia misma de la Iglesia paquistaní, que es “una pequeña minoría en un entorno islámico: a veces nuestros fieles temen a los musulmanes, viven con cierta discriminación, temen los abusos y la violencia: por lo tanto, la vida no es fácil para ellos, ya que pueden ser acusados, encarcelados, incluso asesinados. Pero esta es nuestra realidad y nuestra vida, vivimos serenamente y con gran fe, confiando en Dios para no perder su gracia, que es la fuerza que nos mantiene en pie todos los días”, concluye el rector de la catedral de Lahore. (PA) (Agencia Fides 23/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network