VATICANO - Mes misionero extraordinario “para abrirnos a la gozosa novedad del Evangelio”

lunes, 23 octubre 2017 papa francisco   congregación para la evangelización de los pueblos   obras misionales pontificias   mes misionero extraordinario   animación misionera  

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “Hoy se celebra el Día Mundial de las Misiones cuyo tema es 'La misión en el corazón de la Iglesia'. Exhorto a todos a vivir la alegría de la misión testimoniando el Evangelio en los ambientes en los que cada uno vive y obra”. Con estas palabras el Santo Padre Francisco recordó ayer en el Ángelus, la celebración misionera anual. “Al mismo tiempo – ha continuado -, estamos llamados a apoyar con el afecto, la ayuda concreta y la oración a los misioneros que han partido para anunciar a Cristo a aquellos que todavía no lo conocen. Recuerdo también que es mi intención promover un Mes Misionero Extraordinario en octubre de 2019, con el propósito de alimentar el ardor de la actividad evangelizadora de la Iglesia ad gentes. En el día en el que recordamos la memoria litúrgica de San Juan Pablo II, Papa misionero, confiamos a su intercesión la misión de la Iglesia en el mundo”.
En el contexto de la Jornada Mundial de las Misiones, se hizo pública ayer la carta del Papa Francisco al Card. Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, con motivo del centenario da la promulgación de la Carta apostólica Maximum illud de Benedicto XV sobre la actividad llevada a cabo por los misioneros en el mundo. “El Papa comprendió la necesidad de dar una impronta evangélica a la misión en el mundo – escribe el Papa Francisco -, para purificarla de cualquier adherencia colonial y apartarla de aquellas miras nacionalistas y expansionistas que causaron tantos desastres . Benedicto XV dio un gran impulso a la missio ad gentes, proponiéndose despertar la conciencia del deber misionero, especialmente entre los sacerdotes”. El Concilio Vaticano II, en el decreto Ad Gentes, ha afirmado solemnemente que la iglesia es “misionera por su propia naturaleza”.
“Este empeño de Benedicto XV, de hace casi cien años, así como todo lo que el Documento conciliar nos enseña desde hace más de cincuenta años, siguen siendo de gran actualidad” subraya el Papa Francisco, recordando las palabras de San Juan Pablo II en la Redemptoris Missio: «la misión de Cristo Redentor, confiada a la Iglesia, está aún lejos de cumplirse» , y que «una mirada global a la humanidad demuestra que esta misión se halla todavía en los comienzos y que debemos comprometernos con todas nuestras energías en su servicio» . “Por eso él, usando unas palabras que deseo ahora proponer de nuevo a todos, exhortó a la Iglesia a un 'renovado compromiso misionero», convencido de que la misión 'renueva la Iglesia, refuerza la fe y la identidad cristiana, da nuevo entusiasmo y nuevas motivaciones'.”
Que el centenario de la Carta apostólica Maximum illud “sea un estímulo para superar la tentación recurrente que se esconde en toda clase de introversión eclesial, en la clausura autorreferencial en la seguridad de los propios confines, en toda forma de pesimismo pastoral, en cualquier nostalgia estéril del pasado, para abrirnos en cambio a la gozosa novedad del Evangelio” exhorta el Papa que, acogiendo la propuesta de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha anunciado “un mes misionero extraordinario en octubre de 2019, con el fin de despertar aún más la conciencia misionera de la missio ad gentes y de retomar con un nuevo impulso la transformación misionera de la vida y de la pastoral”.
El mes de octubre misionero del próximo año podrá servir de preparación “para que todos los fieles lleven en su corazón el anuncio del Evangelio y la conversión misionera y evangelizadora de las propias comunidades”. A la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y a las Obras Misionales Pontificias el Papa confía la preparación de este acontecimiento, a través de una amplia sensibilización de las Iglesias particulares, de los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica, así como de las asociaciones, los movimientos, las comunidades y otras realidades eclesiales. “Que el mes misionero extraordinario sea un tiempo de gracia intensa y fecunda para promover iniciativas e intensificar de manera especial la oración —alma de toda misión—, el anuncio del Evangelio, la reflexión bíblica y teológica sobre la misión, las obras de caridad cristiana y las acciones concretas de colaboración y de solidaridad entre las Iglesias, de modo que se avive el entusiasmo misionero y nunca nos lo roben” ha dicho el Papa Francisco para terminar. (SL) (Agencia Fides 23/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network